Versión en Español Home      Add to Favorites    Contact Us    

On Empire Collapse, State Fragmentation, and Balance of Power and Social Imaginaries in World History.
Origin and Legitimating Function of the Founding Fathers in the Modern Sociopolitical Itinerary of Nations (1808-1989).
By Joaquín E. Meabe, Jorge G. Paredes M., Eduardo R. Saguier and the collaboration of Maximiliano Korstanje (translation by Estela Herrera) .

Private Area > Letters from Africa, Asia and the Levant

Page 2  -  Go to page: Index, 1, 2, 3, 4



Estimado Eduardo,

hace tanto tiempo que no sabíamos nada de vos, desde Cuyo por lo menos (o para ser más precisos, quizás sea yo el que no ha tenido noticias tuyas)
Tu propuesta me parece muy atractiva y he podido bajar los documentos, aunque todavía no los leo (estoy en posoperatorio desde el martes próximo pasado) Yo preparé un dossier para un revista venezolana sobre la revisión del paradigma de estado-nación decimonónico dentro de los procesos de integración regional. También trabajo la revisión de la novela histórica contemporánea en cuanto a la figura del héroe histórico. De manera que el tema me interesa.
Vos me dirás qué podemos hacer.
Estoy al frente de un instituto de integración latinoamericana (inila) que tiene una páginia web: www.imd.uncu.edu.ar te ruego que le dés una mirada,
recibe un cordial saludo,

Claudio maiz
U.N.Cuyo, Argentina
Autor de HISTORIA, LITERATURA Y LENGUA EN EL EPISTOLARIO DE RICARDO PALMAY MIGUEL DE UNAMUNO


 

Distinguido Profesor D. Eduardo R. Saguier:

Le agradezco mucho por haberme enviado la introducción y el prólogo a su proyectada e inmensa obra de
historia, la cual, de manera probable, pasará en tiempos venideros a la historia de la historiografía
latinoamericana como el texto obligatorio de consulta:
es decir: como un clásico.
Me ha interesado muchísimo la fundamentación filosófica de su libro y, obviamente, comparto muchos
de sus principios básicos, como la detallada crítica al "Gran relato instituyente".
También me parece interesante y, sobre todo heurística, una revalorización de los olvidados textos
de Leo Strauss y Eric Voegelin. (A este último lo conocí mediante conferencias en mi época estudiantil;
yo estudié ciencias políticas y filosofía en universidades alemanas durante un periodo muy largo a
partir de 1962.)
Aparte de alguna curiosidad semántica ("metanastasis" ??), me pareció sugerente pero insostenible la
construcción de una gran línea de pensadores -- ligados, a veces tangencialmente, al quehacer
historiográfico --, como Tucídides, Hobbes y Huizinga (para mencionar sólo los extremos), que INCLUYERA A
DELEUZE Y GUATARRI Y QUE EXPRESARA ADMIRACION POR ELLOS Y SU "EXTRAORDINARIA OBRA" (mil mesetas).
Creo que el giro lingüístico en ciencias sociales ya ha sido desplazado -- por suerte -- precisamente por
un giro histórico que, gracias a Dios, devalúa los extravíos tan, tan inmensamente populares del postmodernismo en América Latina. (En Alemania y Europa Central el peso de las corrientes postmodernistas fue siempre muy reducido.) Todos estos señores, incluyendo Deleuze y Guattari, me parecieron simples impostores, habilísimos en insertarse en corrientes de moda y en la elaboración de una ars combinatoria de extraordinaria popularidad. Reconozco esto con mucha envidia.
Le mando en los anexos dos pequeños textos míos, publicados en España, sobre una crítica al postmodernismo... y a las causas de su expansión y popularidad.
Con un saludo especial para Joaquín Meabe, le saluda
muy atentamente,

H. C. F. Mansilla
La Paz, Bolivia
Autor de   Los tortuosos caminos de la Modernidad. América Latina entre la tradición ...

 


 

Muy respetado Saguier.


Agradecido me encuentro por su apertura hacia mi persona y estima academica para, humildemente, leer y aportar elementos (si los hubiere con pertinencia y coherencia al tema) a lo propuesto por su grupo emprendedor.
De antemano y, pertinentemente, al haber ojeado (dicese de primera paseada visual y olfativa realizada apenas descargados los files enviados por ud.) del indice -creo aun tentativo- considerar en primer lugar la posibilidad de que sea incluido un subcapitulo dentro de la primera parte denominado "Padres Fundadores"... coherencia necesaria en lo epistemico relacionado con el titulo de la obra.
 Y, en segundo lugar -por el momento- tambien considerar lo oportuno de incluir un capitulo entero o seccion, como ustedes bien denominan las partes, sobre la historia de la cultura siglo XIX e inicios del XX en terminos geohistoricos. Ello, compactaria (desde la literatura, architectura, discurso, ideologia, semiologia, escultura, musica, teatro, etc) la realidad diversa, contradictoria, enriquecedora y hasta dinamica de los modos de vida en la iberoamerica del momento, para lo cual me sumo activamente de hacer falta y considerarse su pertinencia segun lapsos editoriales planteados por ustedes.
Albergo dudas sobre el como? se ha expuesto el temario del indice. Me viene a la mente si hacerlo coincidir con la la perspectiva geopolitica de la epoca sea oportuno o no? si darle un reordenamiento en base a los "padres fundadores"? si seria mejor que en vez de separar la secciones por "regiones", "estados", "naciones" hacerlo por "logros" o "procesos" con respecto a los llamados por ustedes "padres fundadores".
 Madurare, obviamente, esta idea conjuntamente con la lectura, ahora si, de tipo observativa, epistemica e historica de todo el material que bien me han hecho llegar.
Es importante hacer notar que el grupo que se ha incorporado con ustedes recibe desde ya mi estima. Puedo, especialmente, acotar el valor de los trabajos de la prof. Ines Quintero (venezuela), Hans Vogel (Holanda) y Alicia Poderti (argentina). Del resto, nada que acotar en vista de mi ignorancia absoluta.
Quisiera, antes de cerrar esta oportunidad de comunicacion con ustedes preguntarles el target o publico al cual sera direccionado el texto, si pertenece a algun trabajo de ascenso academico o si es un proyecto enmarcado en investigacion de vida o de grupo institucionalizado. De igual manera, me ha parecido muy favorable el sub-capitulo sobre la "vision" oficialista de la Academia. Se refieren con ello a las Academias de Historia (lease: Academias, Asociaciones, Grupos de Investigación, Universidades y mafias de la historiografia en Iberoamerica)????
Reciban mis mejores energias en esta empresa que se han propuesto. Seguro estoy de que los resultados que obtendran y la exposicion de los mismos permitira que sea usado y lo usemos como texto de referencia intercontinental.

Att.

Ernesto Salas Machado 
U. degli Studi di Napoli L´Orientale - Italia - Venezuela


 

Estimado Eduardo R.Saguier:

Además de mandarle un afectuoso saludo, quiero comentarle muy brevemente que veo con mucho optimismo
y agrado el enorme esfuerzo que uds. están generando alrededor de su propuesta, y que siendo una visión
continental, urge ya una reunión para establecer los eslabones de esta magnífica cadena y los trabajos en
red que de ella emanen.
¿Tienen uds. pensado algún ejercicio como este con un intercambio de ideas y presentaciones para mejorar las
propuestas locales? Creo que Buenos Aires es un magnífico cuadro que puede albergar tres días de trabajo continuo vía mesas regionales, y a partir de ahí seguimos con el enriquecimiento regional y local,
¿qué le parece?...
... seguiremos comentando más, mientras tanto reciba
un saludo cordial.
Un abrazo,

Omar Jiménez-Rosano
U. Popular Autónoma de Puebla, México
Autor de Un Ensayo sobre Tres Momentos Históricos que Conformaron una Estructura Laboral.


 

Estimado Eduardo R. Saguier,

Gracias por su comunicación, y por permitirme ver su ambicioso e interesante plan de trabajo colectivo. Me pregunto, sin embargo, por el interés en mi parecer ya que los documentos no parecen tratar la importancia
de la ficción en estas construcciones histórico-políticas.  Como sabrá, mi trabajo ha sido en torno a los efectos reales de historias que no lo son, o que lo son en parte.  Me interesa, todavía, la manera en que se construyen
los mismos deseos que impulsan la historia, porque ni el deseo es natural, como sabemos de Andersson y de Foucault.  No sé si esta primera respuesta a su amable nota es de alguna utilidad para uds,
pero se la ofrezco con mis mejores deseos por su éxito,

Doris Sommer
Harvard University
Editora del libro Cultural Agency in the Americas y autora deThe National Romances of Latin America


 

Estimado Eduardo:

Primero mil disculpas por la tardanza en responderle, estamos embarcados en el inicio de una mestría virtual justamente sobre la temática que a usted le interesa "Estudios Históricos Latinoamericanos. El Estado-nación en los siglos XIX y XX".
Me parece muy buena la idea de investigar la creación del Estado y su crisis. He revisado el índice y el prólogo y cuenta con mucha información histórica detallada. Para darle una opinión sobre los mismos desde una perspectiva histórica crítica le recomiendo que le escriba y mande ambos documentos al Dr en Historia Sajid Herrera (Salvadoreño que es quien dirige nuestra maestría y tiene un amplio conocimiento de la temática desde la perspectiva histórica).
Desde mi formación de socióloga y antropóloga le puedo dar una humilde opinión sobre la temática que tenga en cuenta el sesgo disciplinar que conlleva. Considero que los Estados-nación responde a una corriente constructivista, pues son construcciones sociales y así hay que leerlas, no son realidades per se. En américa Latina los Estodos nación fueron una imposición foránea. Y juega un papel importante lo que Hobsbawn y Anderson señalan una serie de prácticas ritualizadas que de alguna manera convierten al Estado en una "invención de la tradición".
Actualmente en Bolivia se vive un cuestionamiento a este Estado-Nación monocultural que no ha sabido responder a las necesidades de la población y más en Bolivia cuya población es altamente heterogénea y pluricultural. en este sentido, en la actualidad, se habla del reemplazo del Estado-Plurinacional ante la crisis y agotamiento del Estado-nación. Esto trae trastocaciones y cuestionamientos como ¿se terminó entonces la identidad boliviana? será necesario que ante la diversidad exista elementos comunes que de alguna manera fortalezcan la identidad boliviana?. Me detengo aquí en esta reflexión puesto que su interés me da la impresión que va por otro lado.
Bueno Eduardo, se que esta es otra perspectiva, que de alguna manera considero que es mi campo de reflexión de la misma temática pero desde un ámbito sociológico-antropológico.
Lamento no poder darle mayores aporte, sin embargo reitero que una muy buena persona conocedora del tema desde la perspectiva que implica el emprendimiento del libro que usted lleva a cabo es el Dr. Sajid Herrera, un profesional muy bueno y como persona muy abierto y colaborador.
Nuevamente le reitero mis disculpas por la tardanza en esta respuesta y quedo a su disposición para cualquier otra consulta o para recomendarle si necesita historiadores bolivianos que aborden la temática
Saludos,

Gabriela Canedo Vásquez
Instituto Superior de Filosofía y
Humanidades “Luis Espinal” (Cochabamba, Bolivia
Autora de  Mojones Rojos: demandas territoriales contemporáneas de los grupos indígenas de la Amazonia. Conflictos y pugnas por la tierra y ...


 

 

Ronald Soto
Carlos Gregorio López
Marco Cabrera
Hugo Vargas
Ethel García

Estimados amigos,

A algunos de ustedes en su oportunidad el profesor Eduardo Saguier (Argentina) los ha contactado para pedirles su opinión y valoración sobre el proyecto que él y Joaquín Meabe echaron a andar desde Argentina y que han titulado: El Orden Instituyente y el Mito del Héroe. Origen y función legitimante de los Padres Fundadores en el
accidentado itinerario sociopolítico de los estados nacionales en Iberoamérica (1808-1880). A otros, esta es la primera vez que se les habla de este tema. Sin embargo, debido a la buena respuesta que algunos de ustedes le han dado al proyecto, Eduardo me ha pedido que los contacte para plantearles la posibilidad de que trabajemos juntos
en la escritura de la parte del texto referente a Centroamérica. De esa manera, podríamos avanzar más rápido y también de esa manera la pluralidad de voces y discusiones ayudarían a enriquecer muchísimo no solo la bibliografía sino el cuerpo del estudio de Centroamérica.
Inicialmente, le he planteado a Eduardo y a Joaquín que nos podríamos ocupar del periodo que va de la convocatoria a Cádiz hasta la muerte de Morazán en 1842.  Creo que podríamos construir, con base en el marco
teórico que de Tucídides nos han construido Eduardo y Joaquín, una nueva interpretación de la historia centroamericana en la primera mitad del siglo XIX. Esa época es sumamente rica porque creo que es la única
ocasión clara en que Centroamérica se vivió como Centroamérica. Y la guerra, así como el caudillismo jugaron un papel clave al respecto.
Así, mientras existió (1823-1839), la Federación fue una comunidad soñada y sufrida. ¿Cómo se ha explicado su fracaso? Los estudiosos han señalado que aunque era un buen deseo, la Federación Centroamericana que nació el 1º de julio de 1823, no aseguró en su parto las medidas que podrían haber evitado su muerte. Su estructura, inspirada en las ideas de la Ilustración con condimentos de la experiencia de la Constitución de Cádiz de 1812 y de la Constitución de Estados Unidos de 1789, realmente no fue eficaz para construir un gobierno federal fuerte
y funcional. Por eso, con un poder Ejecutivo débil y envestida por la rivalidad local, particularmente entre Honduras, Guatemala y El Salvador, no se logró crear un distrito federal, no se pudo concretar un ejército superior y legítimo frente a los ejércitos de los otros estados o bien de los caudillos que se alzaban contra sus autoridades (caso de Francisco Morazán primero y luego de Rafael Carrera) y, cuna del mal funcionamiento financiero, su estructura de hacienda pesó mucho sobre los Estados que la constituían. Tales problemas sepultaron la Federación hacia 1839 lo cual posibilitó la creación de proyectos estatales particulares.
En efecto, la construcción de proyectos estatales que se había iniciado con la organización federal de 1823, tendió a enfatizarse al diluirse la República Federal. Obviamente muchos de los conflictos internos, en gran parte generados por la misma Federación, se acentuaron. Especialmente la lucha entre conservadores y liberales
marcará a la región durante todo el siglo XIX. La revuelta del caudillo Rafael Carrera y su asenso al poder en 1844 han sido interpretados dentro de esta tónica. En esencia, la rebelión de Carrera se ha entendido como una reacción en contra de las malas políticas liberales que habían ocasionado la pérdida de la estabilidad colonial. Sin embargo, esta perspectiva no es muy convincente si se pone atención a la visión que grupos de mestizos e indígenas del oriente de Guatemala podían tener sobre la rebelión de Carrera. Además de lo ya apuntado, una leve lectura de las obras del general Miguel García Granados (un participante de la revuelta) muestra el potencial de interpretaciones
que se podían tener con respecto a Carrera y sus metas. ¿Cómo estaba estructurado el ejército de Carrera? ¿Qué tipo de representaciones se hacían sus seguidores de su liderato? Sería interesante una reevaluación del movimiento de Carrera, no como una reacción conservadora sino en su dimensionalización como un movimiento rural que logró construir una ideología (quizás protonacional) que tuvo eco en grupos distintos y que sirvió para modelar al líder como un caudillo con una identidad étnica camaleónica (indígena, mestizo, o ladino), dependiendo de los grupos populares que lo seguían.
El caudillismo de Francisco Morazán contrasta con el de Carrera. De hecho Carrera puede considerarse el némesis de Morazán. Es probable que eso sea así no sólo porque Morazán defendía los ideales liberales e intentaba llevarlos hasta sus últimas consecuencias, sino porque las movilizaciones que produjo no pudieron aglutinar a los grupos sociales que inicialmente lo apoyaron. El ejército de Morazán era profesionalizado, pero gozó de un apoyo popular inicial en la década de 1830 cuando se enfrentó al poder central guatemalteco. ¿Qué tanto influyeron los conflictos localistas en esas movilizaciones? ¿En qué medida también Morazán representaba las aspiraciones de diversos grupos de las clases populares en los que su discurso de igualdad tenía eco?¿Podría Morazán haber radicalizado su discurso liberal de igualdad por efecto de la presión de los grupos que se identificaban con él? ¿Qué tipo de representaciones se construyeron los grupos populares acerca de Morazán? Al respecto, es importante indicar que a pesar de ser marcadamente antieclesiástico, la representación de la lucha del general Francisco Morazán también podía provocar un discurso religioso-popular. En una investigación reciente, por ejemplo, encontré que en Costa Rica (donde Morazán murió fusilado el 15 de setiembre de 1842) se desarrolló una tradición oral de recuerdo del general que lo identificaba como un "santo." Sin embargo, al parecer uno de los graves problemas de Morazán es que, a diferencia de Carrera, no logró construir una base popular que se apropiara de forma distinta de su
figura. Sería fundamental realizar un estudio de estos tipos de caudillismo a nivel centroamericano en el periodo en que subsistió la Federación y la manera en que la literatura lo ha tratado. Ese estudio, estaría enmarcado en el análisis de la construcción estatal y nacional por supuesto.
En fin, este correo es para que nos pongamos en contacto, afinemos un grupo de trabajo al respecto y, quizás, nos planteemos una primera agenda para enfrentar el trabajo. Creo que Ronald podría ayudarn os con la cuestión étnica, Ethel con la cuestión de Morazán y Honduras, Carlos Gregorio con los movimientos de independencia en El Salvador, con Arce y con la invención de Morazán como héroe en El Salvador, Hugo podría ayudarnos con lo político en Nicaragua y Marco quizás podría echarnos una mano con Guatemala y tal vez con la guerra contra William Walker.
Yo podría decir algo de Costa Rica. Quedo en espera de sus reacciones.

David G. Diaz-Arias
Indiana U., USA


 

Estimado Eduardo Saguier,

es un proyecto realmente impresionante por lo profundo de su analisis politico, y singularmente porque va mucho mas alla de las -- hasta ahora -- aisladas monografias 'nacionales' para comparar procesos politicos a nivel de toda America Latina (y en espanol!).
Para mi gusto personal falta un capitulo: un capitulo sobre que es lo que los "padres fundadores" (grandes y pequenos) sabian o no sabian sobre la realidad que pretendian gobernar, y como articularon su lectura de la realidad a sus propuestas y visiones politicas. En una vertiente similar, tal vez habria que rescatar las lecturas de los mal llamados "proyectos contrahegemonicos" que algunos historiadores han tratado de desenterrar. Estoy pensando en los trabajos de Andres Guerrero, Tristan Platt, y tal vez Florencia Mallon, Mark Thurner, Cecilia Mendez, Sergio Serulnikov, Sinclair Thompson, Brooke Larson, Paul Gootenberg. Aparte de los documentados "intereses de clase", creo que una de las razones mas importantes de la "crisis" del estado nacion esta relacionada con justamente el tipo de lectura de la realidad y su traduccion politica, es decir, el diagnostico antes de recetar la medicina
Nunca dejo de impresionarme la lejania reflejada en el informe de Uchuraccay redactado por el escribidor....
De por si la propuesta ya es bastante larga...seran varios volumenes?
He imprimido la introduccion enviada, y la lectura sera mi pequeno postre para este fin de semana. Muchas gracias por el envio.
Saludos sandieganos,


Christine Hunefeldt
UC San Diego, USA
Autora de   Liberalism in the Bedroom: Quarreling spouses in Nineteenth-Century Lima,  así como de Paying the Price of Freedom: Family and Labor Among Lima's Slaves, 1800-1854 (Berkeley: University of California Press, 1994)

 


 

Eduardo: Un cordial saludo.


He leído muy atentamente los que seguramente van a ser los párrafos finales del prólogo del "Orden Instituyente y el Mito del Héroe". Considero que está todo muy bien.
Lo que si creo que sería bueno es que, en una determinada parte del prólogo, contases el intercambio de ideas que se suscitó cuando tomaste la decisión de poner en conocimiento de diversos especialistas el índice  y el prólogo del proyecto e incluso, en algunos casos, el borrador de todo el  proyecto. Este intercambio de mails se fue convirtiendo en algo novedoso y de gran significado. Nos fuimos acostumbrando a leer diariamente numerosas comunicaciones, algunas de ellas muy valiosas y sobre todo a recibir material bibliográfico de gran calidad.  De allí la idea de abrir una pagina web que permitiera hacer de conocimiento, para la comunidad de investigadores y de todas aquellas personas interesadas en estos temas, todo aquello que a lo largo de muchas semanas se fue conociendo. Considero que un aspecto muy valioso de todo esto fue el aporte de materiales de consulta, tanto propios como de otros autores que de una u otra manera su consulta resultaría valiosa. De no haber sido por esta modalidad mucho de estos materiales hubieran permanecido encerrados en el coto de los especialistas que, como bien sabemos, suele permanecer inaccesible cuando una o dos personas emprenden  una investigación y se enfrentan a un mar inmenso de información.   Sé, que si consideras que merece contarse esta experiencia, lo harás no solo relatando los hechos sino sacando conclusiones y lecciones que se fueron aprendiendo en el camino. Fue una experiencia muy enriquecedora para todos aquellos que de una u otra  manera nos involucramos en este importantísimo proyecto. ¿Lo consideras así?
Cambiando de tema. He podido ver en Historiadores Online la ficha técnica del Proyecto, actualizada al 14 de marzo.
Eduardo: te envío, en archivos adjuntos,  dos tesis universitarias que para el tema del Proyecto son bastante interesantes. En ambas se trata, por ejemplo,  el tema de los Carrera, que es un tema que has investigado bastante. Una de las tesis, la de Leonardo Sánchez Pinto trata un tema al cual por lo general se le ha dado muy poca importancia: el costo social de la guerra separatista hispanoamericana entre los soldados que participaron en ella. El sugestivo título “ La Patria ingrata: ..” ya habla del sentido de la temática referida al caso chileno. Allí menciona, por ejemplo, la ingratitud con los Carrera, aunque en forma muy escueta.
Eduardo: Mencionas en el prólogo que Cristián Guerrero Lira te remitió su trabajo “La propaganda monarquista y la sociedad Patriótica de Lima en el gobierno de San Martín en el Perú”. ¿Tienes versión electrónica de ese trabajo? De ser así, ¿podrías mandarme una copia? En realidad ha despertado mi curiosidad y desearía leerlo.
Un tema que siempre ha concitado mi atención ha sido la polémica suscitada en España como consecuencia del mal llamado descubrimiento de América. La lectura de las obras de Lewis Hanke despertaron esa curiosidad. Existe una tesis doctoral de la complutense de Madrid del 2002 que ha vuelto a tocar el tema de la polémica de la justicia en la conquista de América. Es, como podrás imaginar, una tesis muy importante. No sé si está dentro de tus preferencias de estudio esta temática. De todas manera también te la adjunto..
Hacedme saber  si no tuviste problemas en abrir los archivos que te estoy enviando.


Jorge G. Paredes
Lima-Perú


 

Estimado Eduardo,

primeramente, mis felicitaciones por mantener tan al día ese cúmulo de mensajes, observaciones, críticas,
envíos de documentación y ensayos respecto al tema. Es un trabajo bárbaro y que requiere de mucha
concentración. Te lo digo, porque ahora estoy revisando y redactando los materiales para nuestro
próximo anuario de Iberoamericana VI y mantener toda esa información, sin que te falte alguno/a, pues es un
esfuerzo muy agotador. Felicidades.
En cuanto al material del Prólogo en sí, me parece que está muy bien redactado. Desgraciadamente, y por estar
tan ocupado ahora (el 4 de abril tengo una ponencia en la Universidad de Veszprém, dentro de una semana tengo
que terminar la revisión de Iberoamericana VI y organizar nuestro próximo seminario internacional para
el 5 de mayo, entre el 19-26 de abril estaré en la Universidade Fernando Pessoa de Porto, Portugal, dando
un curso sobre América Latina desde la guerra fría hasta nuestros días y luego el congreso de Varsovia
para el 20 de mayo), no he podido ocuparme como debería de las informaciones recibidas. Pero
inmediatamente me libere, a finales de mayo, me activo más en el proyecto. Más tarde te enviaré una copia de
mi ensayo titulado "El complejo camino hacia la república en el Santo Domingo espanol", que es el más
acabado y revisado que he escrito sobre el tema. No te lo había enviado antes, porque aún no ha salido el
libro en donde aparecerá (Marco A. Landavazo - Agustín Sánchez Andrés (coords.), Las experiencias
republicanas y monárquicas en México, Espana y América Latina). Quiero esperar su salida al mercado.
Sin más por el momento y deseándote unas felices
pascuas, me despido. Un saludo,

Domingo Lilon
 U de Pécz, Hungría


 

Estimado Eduardo,

coincido con las opiniones de la Dra. Poderti (no en cuanto al PhotoShop, es que entré en su Web donde hay una foto suya y de verdad no necesita el retoque:-), con la de Joaquín, Sara, David y otros en cuanto a la red que habría que crear, utilizando los mecanismos que nos ofrece Internet. Creo que la iniciativa es de lo más original y que marcará un hito. Es tan interesante todo este proceso que se inició en un marco académico y que lo ha traspasado. En eso hay que hacerle un gran reconocimiento a la iniciativa tuya y de Joaquín.
Un saludo y a tu entera disposición aquí en Pécs,
Hungría, me despido.

PS: Dentro de la Unión Europea hay varias posibilidades, principalmente económicas, para la creación de redes (Network). Claro, la iniciativa tendría que partir de alguna(s) institución(es) comunitaria(s) (universidad o centro de investigación) más la participación, en este caso, latinoamericana.
Te hago este comentario por si en un futuro, institucionalizada ya Historiadores On-Line (si ese será el título) se quiera abrir horizontes con colegas europeos, en este caso específico. Yo tengo muy buenos contactos con colegas "latinoamericanistas" de Europa, relaciones que también pongo a tu disposición.


 

Eduardo,


me parece bien que el blog funcione en el mismo sitio, no?
Con respecto a las casillas de correo propias del sitio, no está mal, pero no se si tenemos algunos beneficios con eso, es decir, cuál es la diferencia entre tener casillas del sitio y seguir operando desde nuestras cuentas de siempre. Por ahí lo interesante es que podemos concentrar todo lo que se refiere a este sito y proyecto en una casilla aparte y es más organizado para todos, no se.
Con el tema de subir el epistolario, tal vez hay que preguntar a todos los que participaron si están de acuerdo. Es decir, una cosa es el intercambio semi-privado de correspondencia electrónica y otra es subir los comentarios y demás en un sitio web.
Con eso hay que tener cuidado, por ahí uno hace algún comentario, una recomendación de un colega, emite
opiniones positivas o negativas. Me parece que en este tema de subir el epistolario de lo ya intercambiado
hay que seleccionar. Una vez que esté el sitio y todos sepamos que los comentarios van al sitio, es otra historia. ¿No te parece?
Un gran abrazo

Sara Ortelli
 (U.N. Centro
Es autora de: Las reformas borbónicas vistas desde la frontera: La élite neovizcaína frente a la injerencia estatal en la segunda mitad del siglo XVIII. Bol. Inst. Hist. Argent. Am. Dr. Emilio Ravignani, Dic 2005, no.28,

 



Estimado Prof. Saguier


Me da muchísimo gusto el que se haya puesto en contacto conmigo y que tan amablemente, me haya enviado el índice y el prólogo de su futuro libro.
Le comento que, en efecto, he podido bajar ambos archivos y le pido me de unos días para poder leer con calma el asunto. Que le pegué una revisada, si, porque la curiosidad es siempre un defecto (o virtud) de todo investigador. Pero necesito más tiempo para hacer algún comentario serio. Por ejemplo, debo reconocer que no se a que se refiere con "metanastasis" -lo cual supongo esta explicado en el prólogo.
De todos modos, por curiosa, le pediría me envíe el título de algún libro donde se explique esta marco teórico -aunque supongo, que luego de leer el prólogo tendré luces al respecto.
De igual modo, tendré sumo placer en comentar su correo-e y pasarlo a algunos colegas que pienso pueden estar interesados.
Cordialmente, lo saludo,


Susana Aldana
Aldana Rivera, Susana (PUCP, Perú)
Autora deUn norte diferente para la independencia peruana, Revista de Indias, Vol. 57, Nº 209, 1997

 


 

Estimado Prof. Saguier,

He estado siguiendo puntualmente todos los intercambios de correos que ha tenido con varios colegas sobre el proyecto que esta encabezando junto con el prof. Meave. Sin duda, esto ha dado un importante diálogo de los
esfuerzos que se han realizado de manera individual (por países); por lo que construir una página con los curriculums de cada uno sería importante, así como la misma cuente con algunos pdf de los trabajos que cada uno
consideren más representativos también será excelente.
Todo el intercambio de correos me sigue afirmando la necesidad de que pudiera convocar a una reunión en algún momento de este año o del próximo, con el fin de que cada quien pudiera presentar un esbozo de lo que se podía
realizar por país con base en la propuesta que se ha armado, creo que sería un interesante diálogo.
Reciba un cordial saludo y abrazo,


Antonio Escobar Ohmstede
CIESAS-México



 
Estimado Eduardo,


Felicito tu trabajo pues es realmente ambicioso e interesante, yo humildemente sugeriría que en el índice por cada sección le agregues un acápite en torno a las ideas y la cultura, lo cual haría ver tu trabajo más completo de lo que ya es, así puedes hacer una historia donde lo político es parte del devenir ideológico y del flujo de las ideas. Asímismo tal vez sería interesante que por cada sección se haga un balance y al final recién unas reflexiones que
ponderen el todo a partir de cada una de sus partes, es una sugerencia pero tu trabajo en realidad es encomiable.
Encantada de poder ayudarte y colaborar contigo en lo que necesites, si necesitas alguna colaboración mía, pues féliz de coolaborar con lo que he trabajado, dimelo con confianza.
Te envio un fuerte abrazo peruano y para servirte,


Yeni Castro Peña.
PUCP, Perú
Realicé su tesis de maestría sobre las relaciones Estados Unidos y América Latina durante el periodo de Theodore Roosevelt (1901-1909).


 

Estimado Eduardo,

Encantada de ayudarte en lo que necesites, discúlpame por no haber escrito antes, estuve muy resfriada y la gripe con calor es terrible; por otro lado, he estado trabajando muchísimo, espero que estas Pascuas me den tiempo para
descansar.
En Perú se realizó un encuentro entre historiadores peruanos y argentinos hace ya varios años, este año sería magnífico plasmar tu idea.
Te envio nombres de personas que son muy buenos académicos, muchos de ellos trabajaron conmigo en un curso de capacitación que organicé a través del IPGH.
Te recomiendo en especial a Rosa Maria Acosta, cuyo trabajo es excelente aunque no ha sido muy difundido por cuestiones de la universidad, lo que nosotros llamamos \"políticas\", imagino que en Argentina la situación tal vez
es semejante. En fin, Rosa Maria trabaja mentalidades en el mundo andino y es una una excelente investigadora y muy buena expositora y a mi me gustó muchísimo su trabajo.
Para el periodo de la guerra entre Perú, Chile y Bolivia la persona que ha trabajado desde perspectiva no solo política sino de mentalidades y de género es quien escribe. La Dra. Margarita Guerra es muy conocida en su trabajo sobre la guerra. En relación a Tirso Moliari, no tengo a la mano su correo electrónico pero te lo voy a enviar a la brevedad posible. Todos los investigadores que te envio tienen investigaciones innovadoras, ese es el motivo por el cual te los envio.
Te envio un fuerte abrazo peruano y para ayudarte en lo que necesites,


Yeni Castro Peña.
PUCP-Perú



Investigadores:
Mag. Marco Curatola (Periodo Prehispánico) mcurato@pucp.edu.pe
Dra. Miriam Salas (Periodo Colonial, Economía) masalas@pucp.edu.pe
Dra. Teresa Vergara Ormeño (Periodo Colonial) tvergar@pucp.edu.pe
Lic. Rosa Maria Acosta (Mundo Andino, mentalidades) rmacostav@hotmail.com
Lic. Gilda Cogorno (Mundo Andino, transición del gcogorno@pucp.edu.pe
Periodo prehispánico al colonial)
Mag. Susana Aldana Rivera (Transición de colonia saldana@pucp.edu.pe
a República)
Mag. Tirso Molinari (Siglo XX)


Eduardo,

Me parece excelente. No sé si valdría la pena poner los curriculae (tal vez con fotos) de los investigadores que se están involucrando en el proyecto. Una especie de perfil o algo así con sus principales publicaciones.
Otra cosa, no sé si sería bueno traducir al inglés los elementos básicos del proyecto como su propósito y objetivos.
Lo del blog de discusión me parece genial. Esa es una manera interactiva y sumamente rápida de construir comunidades de discusión y de mantener actualizado el proyecto. Finalmente, con respecto a estoúltimo, quizás convenga que haya una ficha o algo así que los interesados puedan llenar de forma tal que toda actualización a la
página se comunique inmediatamente a los mismos.
Cualquier cosa en la que pueda ayudar, solamente déjame saberlo.
Lo mejor,

David Díaz-Arias
Indiana U.

 



Estimado Eduardo,


me parece un proyecto muy interesante, y por lo que puedo mirar de su formulación encaja muy bien en las reflexiones que he planetado en mis dos últimos libros: "El fracaso de la nación..." y "Fronteras imaginadas...".
Me gustaría saber con más precisión que tipo de invitación se me hace por parte de ustedes: ¿a participar en el proyecto? ¿A escribir un ensayo? ¿A su discusión? En fin, no se muy bien cual sería mi aporte. En todo caso, los felicito por esta magnífica iniciativa y cuenten conmigo si `puedo ayudar en algo.
Por otra parte quiero informarte que haremos durante la primera semana de octubre un gran seminario sobre Independencias en latinoamérica, aquí en Cartagena, Colombia, con la participación de historiadores de toda América latina y España. Si me envías un curriculum tuyo y, claro si tienes deseos de participar.
podríamos enviarte una invitación.
 Un saludo cariñoso,
 
Alfonso Münera 
 IIEC, U. de Cartagena, Colombia
Autor de El fracaso de la nación. región, clase y raza en el caribe colombiano: 1717-1810 Bogotá, Banco de la República
 


 

Eduardo:

Creo que estamos ahora en la etapa justa para hacerlo. Conta con lo que haga falta de mi parte. Eso va a dar un rango institucional al Proyecto y  va permitir avanzar ya en otro terreno con las unvesidades y los centros científicos de todo el mundo.
La verdad, estoy sorprendido de los avances y de la recepción que el Proyecto ha tenido. Me parece que era algo que justamente estaba haciendo falta.
Aquí, en Argentina va a provocar más de un impacto y seguro que va impulsar un desparramo en el orden académico y no académico establecido que hasta ahora ha creído que controla el papelismo sobre el pasado (que se confunde con la historia) como un coto cerrado que ya no acumula más que trivialidades sobre asociaciones, tráficos de mercaderías, inventarios de bituallas de regimientos, noticias de residentes, negros, pardos, morenos e inciertos y refritos de estatutos que hace ya tiempo están disponibles en la compilación de Ravignani.
Por lo visto eso ya se acabó y la Página va a servir para acelerar ese entierro. De allí en más lo que se abre es el camino hacia lo principal y relevante que se necesita conocer del pasado para estar advertidos respero de las responsabilidades eventuales que cada uno puede o no afrontar, lo que nos coloca en la buena senda de Tucídides.

Joaquín E. Meabe
UNNE, Argentina
 


 

Saludos Estimado Profesor Eduardo Saguier:
 
Gracias por su deferencia académica.
 En estos momentos me encuentro trabajando en un macro proyecto de investigación titulado: "Modernidad y resistencias. Liberalismo y positivismo en El Salvador del siglo XIX". En el proyecto hay varios colegas que están haciendo sus tesis de maestría y doctorado. Entre los corpus que estamos trabajando están los periódicos del XIX salvadoreño. Los temas ejes de la investigación son: la construcción del Estado, la modernidad laboral, la invención de la ciudadanía, entre otros. Hasta cierto punto, el proyecto es una prolongación de una investigación personal sobre las primeras reformas liberales desatadas por el constitucionalismo gaditano en lo que hoy es El Salvador, entre 1810-1823.
 Como ve, me interesa su proyecto pues me resulta importante e interesante. Le envío mi dirección postal: Residencial Villas las Palmeras, Casa Nº 68, polígono 7, Avenida El Ciprés, Quezaltepeque, La Libertad, El Salvador, C.A.
 Puede también enviármela a la dirección de la universidad en la que trabajo (que aparece abajo).
 Estoy a la orden en lo que pudiera colaborar con ustedes. Atentamente,
 
Sajid Alfredo Herrera
Departamento de Filosofía
Universidad Centroamericana "José Simeón Cañas"
Boulevard Los Próceres, San Salvador
El Salvador, C.A.
Apartado Postal (01) 168
Autor de Mestizaje, poder y sociedad: ensayos de Historia colonial de las Provincias de San Salvador y Sonsonete

 



 

Estimado Prof. de la Guardia,

La idea de Eduardo es genial. Por favor enviéme una pequeño resumen de no más de 100 palabras sobre la posibleponencia. La página del congreso es la siguiente:
http://www.novenocongreso.fcs.ucr.ac.cr/
La idea es que en ese marco lleguemos con un avance de algo que podría ser nuestra contribución centroamericana a la monumental obra propuesta por Eduardo desde Argentina.
En las próximas horas (o a más tardar el lunes, dependiendo de la finalización de un trabajo que debo enviar a prensa pronto) enviaré un correo a otros tres colegas del Istmo invitándolos, en nombre de Eduardo, a participar de este proyecto.
Deseándole lo mejor,

David Díaz-Arias
Indiana U.

 


 

 

Estimado Eduardo,

He intentado encontrar la propuesta del Dr. Díaz para Centroamérica, pero no la encuentro. Me la podrías enviar otra vez.
TE voy a dar una dirección nueva de gmail, pues la tengo vacía y me puede servir de archivo para los documentos y mensajes que me estás enviando.
La dirección es: rolandodelaguardia@gmail.com
Se me olvidó comentarte que estoy (estamos) creando un grupo de investigació sobre Panamá. Todos somos menores de 30 años. Hay una doctora en Antropología; 3 que estamos trabajando en nuestros doctorados; 1 que está trabajando en su maestría; 1 antropóloga que trabaja para el Patronato de Panamá Viejo; y una psicóloga que trabaja en la Fundación de la Ciudad del Saber.
Sin embargo, el único que trabaja en el tema del Estado-Nación soy yo.
Si quieres ver el "blog" que hemos creado, este es el siguiente: www.giespan.blogspot.com
Esperamos que pronto se convierta en un grupo de investigación avalado por alguna entidad académica de Panamá o el Extranjero.
También puede interesarte lo de la Ciudad del Saber, que es una Fundación Gubernamental (y por lo tanto algo politizada) que intenta atraer Organizaciones Internacionales (PNUMA, PNUD, UNICEF) e Instituciones Académicas a Panamá (entre las más conocidas: Univerdad de McGill - Canadá; Université Laval - Canadá; Florida International University - Estados Unidos - Master in Bussiness Administration).
El propósito es bastante político, pero tiene sus ventajas y aportes al desarrollo del país. Sin embargo, personalmente, no me gusta cómo lo administra, ni quienes lo administran (por la razón que ya te conté).
La página web es: www.cdspanama.org
Bueno, por favor envíame otra vez lo propuesto por el Dr. Díaz.
Hasta pronto,

Rolando de la Guardia
Louisville U, Panamá
Autor de Escritoras, política educativa y creación de la identidad nacional en la temprana república. – ILASSA

 


 

Eduardo,

He pensado que ya que contataste a Jorge Amaya, José Cal y Marco Cabrera, yo podría enviarles un correo electrónico (con copia a tu cuenta) diciéndoles que coordinemos la escritura de la sección de Centroamérica del monumental proyecto que coordinas. Creo que podríamos invitar para completar el equipo de Centroamérica al Dr. Víctor Hugo Acuña (U. de Costa Rica). Además, este grupo podría reunirse como una rama del proyecto en julio de este año en el marco del IX Congreso Centroamericano de Historia y plantear en una mesa el gran proyecto que tu coordinas desde Argentina. Qué te parece? Si me das el visto bueno,
me comunico con los historiadores mendionados.
Saludos,

David Díaz-Arias
 Indiana U,

 


 

Estimado Dr. Saguier,
 
Muchas gracias por la bibliografía que me ha enviado. No conocía el artículo de Velez, aunque Celestino Araúz es muy conocido en Panamá, porque es de los pocos historiadores, porque hay mucha perpetuación y porque hay un monopolio de los espacios académicos y de publicación.
Yo tengo un artículo que necesita algunas mejores sobre el Separatismo Panameño en el siglo XIX. Este es una revisión de la historiografía sobre los caudillos que dirigieron los 4 intentos de independencia en dicha época. Dos elementos claves del escrito, que tienen relación con el libro que se publicará, son: 
 a) A estos caudillos no se les conceptualiza como tales, sino que se les admira como héroes nacionales. 
 b) Sólo uno es poco conmemorado, curiosamente, desde mi punto de vista, por haber sido miembro de la élite conservadora.
 El texto de Velez parece enfocarse más en el siglo XX, pero puede servir de gran ayuda para complementar mi trabajo.
 Gracias,
 
Rolando de la Guardia
Louisville U., Panama

 


 

Estimado Prof. Eduardo Saguier:


Discúlpeme la demora en contestarle. Acabo de bajar e imprimir los attachs. sin ningún problema. Todavía no los he leído pero desde el mismo título el proyecto me resulta sumamente atractivo. Estoy en semana de exámenes finales y lamentablemente tendré sólo 6 días libres (que emplearé escribiendo dos grant proposals) antes de empezar el próximo quarter de clases. En aproximadamente dos a tres semanas le envío una meditada respuesta que pueda colaborar en algo con tan relevante proyecto. Le agradezco que me haya tomado en cuenta para el proceso de consultas y le envío un abrazo,
Alejandro Solomianski
California State U., USA 
Autor de   Identidades Secretas: la negritud argentina. Rosario: Beatriz Viter-. bo, 2003.

 


 

Estimado Dr. Saguier,
 
Muchas gracias por sus mensajes y los documentos adjuntos (los cuales llegaron perfectamente). Hasta ahora sólo he tenido tiempo para leer la introducción y el índice que me envió inicialmente. He de confesar que he hecho esta lectura muy brevemente, así que no he podido profundizar en ella, ya que la clase que estoy dictando ahora mismo está en periodo de exámenes y entrega de proyectos, y me corresponde leerlos y calificarlos.
 El tema del libro me parece interesante. Especialmente la sección sobre La Creación del Mito, que es un tema que en estos momentos estoy trabajando como posible tema de una futura investigación, hasta ahora sólo tenía como fuentes teóricas el libro de Psicólogo Otto Rank, "La creación del mito del Héroe" y el libro de la inglesa, Dra. Nicola Miller, "In the shadow of the State: Intellectuals and the quest for National Identity in XX Century Spanish America".
 Sin embargo, quería preguntarle si se ha tomado en cuenta de usar un vocabulario menos académico en la introducción. La pregunta la hago porque quizás sea te interés que el libro sea accesible no sólo a académicos ya consolidados, sino también a estudiantes de pregrado que todavía no conocen la "jerga" técnica de los académicos de alto nivel. Pienso que uno de los grandes éxitos de los académicos estadounidenses e ingleses es hacer sus libros accesibles al público y al cuerpo estudiantil.
 Quizás, sea una mejor idea crear un glosario en el que se definen términos, conceptos, nombres de personas relevantes, etc.
 Por otra parte, me gustaría saber en términos académicos (y/o logísticos) qué podría aportar yo. ¿Un artículo? ¿Una comunicación? ¿Una revisión de hechos y conceptos como experto en el tema (lo que los estadounidenses llaman "peer revision")? ¿Buscar instituciones o locales para distribuir el libro?
 Quería pedirle la oportunidad de que me de hasta el lunes para poder hacer una lectura más profunda de todo el interesantísimo material que me ha enviado. Espero que no sea un inconveniente. 
 Muchas gracias,
 
Rolando de la Guardia  
Louisville U., Panama


 

Recordado Eduardo,


no tuve problemas con los attach y leídos vuestros textos os felicito por seguir la enseñanza crucial de Tucídides. Yo ya estoy jubilado y mal puedo decir algo de interés a los más jovenes y bríosos como tú. Pero mira, recuerdo que en el 72 en Chile me enfrenté "en la reunión de un grupo medio ultra" con un ensayo que ensalzaba a los Carrera y para ello necesitaba  vilipendiar a don Bernardo. Yo le dije que sobre Carreras conocía muy poco o nada pero que él asimismo necesitaba leer entender comprender a O´Higgins pues constituía el mejor y más primordial de los ejemplos para la vía que entonces -1972- se luchaba por imponer en Chile. Bueno, te deseo un éxito enorme en tus propósitos. Con un saludo muy cordial,


Sempat Assadourian
El Colegio de México, Mexico


 

Hola Eduardo:


Muchas gracias por dejarme conocer el proyecto.
Antes de olvidarme: le cuento que, tras 5 años en Talca, me he cambiado a la Universidad de Santiago. Estoy aquì desde hace una semana. Mi nuevo correo es placoste@usach.cl
Con respecto al proyecto, puedo aportar las siguientes ideas.
1-Me parece muy buena la idea de organizar una obra de síntesis, que explique la región en su conjunto.
2-También me parece interesante el rescate de la historia política, tan poco valorada en las últimas décadas.
3-Igualmente, me parece que conviene rescatar el lazo entre la acción política y los modos de producción. Latinoamérica tenìa distintos modos de producción que estaban traslapados unos con otros.
El modo de producción predominante (latifundio agropecuario extensivo) y su correspondiente clase dirigente (oligarquías terratenientes), tuvo un papel en la organización del Estado latinoamericano. En esos contextos surgio la cultura de la renta, en vez de la cultura del trabajo. Esas clases dirigentes armaron estados oligárquicos, con grandes desigualdades sociales, sin movilidad social; y echaron las bases para que más tarde, las tensiones sociales se canalizaran hacia el surgimiento de los populismos, modelo político que mantuvo a Latinoamérica estancada durante el siglo XX y sin horizonte de desarrollo para el XXI.
Pero ese modo de producción contribuyó con otros: también había en América Latina, nichos de pequeñas propiedades de propietarios libres, con agricultura intensiva y agroindustria. Ese modo de producción generó un modelo de cultura del trabajo (en vez de cultura de la renta), mayores pautas de movilidad social,  con mayor integración social y estabilidad política. Las clases dirigentes de este modo de producción no era la oligarquía latifundista terrateniente, sino pequeñas protoburguesías o burguesías. Estos actores sociales lograron crear instituciones de mayor calidad. 
 Además, esta diferencia socioeconómica tuvo sus efectos en las guerras de independencia. Los ejércitos que Buenos Aires lanzó hacia Lima a través del Alto Perú, fracasaron uno tras otro; el modo de producción no daba. En cambio, cuando esos mismos ejércitos se lanzaron desde regiones con protoburguesías y tradiciones industriales, la campaña se coronó con éxito. Lo que no fueron capaces de lograr Buenos Aires, Santiago del Estero, Salta y Tucumán, si lo hicieron los industriosos cuyanos y chilenos.
Todo esto se puede discutir. Pero lo que me parece relevante, es enlazar la acción política y militar, con el modo de producción.
Lo mismo pasa con la organización del Estado. Al caer el Antiguo Régimen, era necesario que apareciere un actor social con intereses nacionales, y por lo tanto, con responsabilidad. Pero los latifundistas latinoamericanos, no eran ese actor social; eran intereses locales, que se lanzaron a luchar unos contra otros. Los espacios latifundistas se hundieron en guerras civiles, por ausencia de ese actor social.
En cambio, en los espacios donde floreció la agricultura intensiva y la industria, ese actor social sí emergió. Y se logró rápidamente, la estabilidad política en el siglo XIX, y la preservación del populismo en el XX. Por eso, allí se encuentran los países latinoamericanos que se encaminan hacia el Desarrollo, en comienzos del siglo XXI, mientras los demás, siguen hundidos en ciclos de expansión y crisis, sin estabilidad política y sin horizonte. Millones de latinoamericanos pobres, van a seguir siendo pobres durante todo el siglo XXI, porque no son capaces de convertirse en paìses desarrollados. Salvo contadas excepciones.
Con respecto a los mitos de los padres fundadores de la Patria: entiendo que vale la pena examinar ese tema. Y es preciso realizarlo en forma crítica. Pero ojo: en EEUU, la creación y desarrollo de ese mito ha sido funcional a la puesta en marcha de una nación desarrollada.
Sigamos conversando
Un saludo cordial


Pablo Lacoste
USACH, Chile
Autor de "Las Guerras Hispanoamericanas y de la Triple Alianza, la Revolución de los Colorados y su impacto en las relaciones entre Argentina y Chile", Historia (Santiago de Chile), 29,


 

Estimado Eduardo,

Aquí le envío en archivo adjunto un artículo que escribí hace un par de años. Creo que a usted podría interesarle puesto que se trata de un acercamiento crítico a la novela de García Márquez (Cien años de soledad)
que incorpora a la historia como eje fundamental de análisis. El mismo lleva por título: "Cien años de soledad y el tropo metonímico en la representación histórica de América Latina." Revista de Estudios Colombianos 30 (2006): 24-38. En este artículo exploro analíticamente Cien años de soledad con la intención de revisar las relaciones entre historia y literatura, e investigar los modos de la representación de una posible genealogía histórica compartida para toda América Latina. El artículo argumento que la utilización del tiempo cíclico en la novela es el eje narrativo mediante el cual se intenta plantear la singularidad de la historia de América Latina y, paralelamente, realizar una crítica de la Modernidad y sus nociones de progreso, atraso y dependencia. En el artículo muestro (o intento) que el escenario ficcional elegido (Macondo) lejos de tener una ubicación geográfica específica funciona, más bien, por intermedio de una extensión metonímica, y que por lo tanto Macondo no es sino una parte representativa de la historia conjunta de América latina.
El artículo también reflexiona sobre uno de los problemas centrales propuestos por la novela en relación a cómo concebir la historia americana, esto es, la tensión provocada por una desincronización entre el tiempo propiamente americano y el tiempo impuesto por los europeos a partir de 1492 como consecuencia de la Conquista de América y los sucesivos, conflictivos y contradictorios procesos modernizadores/desarrollistas implementados en la región (casi siempre como imposición externa y con anuencia de los poderes políticos y
económicos locales).
Un cordial saludo desde Nashville,


Solodkow, David Mauricio
Vanderbilt University
Autor de  Racismo y Nación: Conflictos y (des)armonías identitarias en el proyecto nacional sarmientino Decimonónica: Revista de producción cultural hispánica decimonónica,

 


 

Estimado Profesor Saguier;


Recibo su correo y los archivos anexos los cuales, fueron bajados de manera correcta. Así que voy a dedicarme a  la lectura y reflexión de su contenido y con gusto le enviaré mi opinión.
No obstante, necesitaría información adicional relacionada con el estado actual del proyecto, tiempo de ejecución y en cuanto a la forma en que  podría participar en el mismo o sugerir algunos colaboradores.
Soy amiga y colega de Inés Quintero y puedo establecer contacto con ella.
Reciba un cordial saludo;


Amelia Guardia de Sanz
Universidad Central de Venezuela.
Autora de LA CODIFICACIÓN BOLIVIANA DE ANDRÉS DE SANTA CRUZ


 

Gracias Jorge por lo de "historiador". Aclaro que hace muchos años que no ejerzo la ingeniería pero la mentalidad analítica queda. En realidad me acerqué a la historia cuando escribí mi novela "Sefarad", que relata la expulsión de los judíos de España en 1492 desde el punto de vista de un joven que no comprende lo que está pasando. Para ello tuve que adentrarme en la historia de la época de la Reconquista de España y del descubrimiento de América por los europeos. A partir de allí escribí la página de la Biografía de San Martín y, como mis conocimientos de historia no eran académicos, realicé primero mi maestría en historia en la Universidad Torcuato Di Tella, cuya tesis fue aprobada el año pasado, y ahora comencé el doctorado en la misma universidad, con un tema similar a la tesis pero en lugar de ser una tesis historiográfica, es una indagación en la identidad política en el Río de la Plata en las tres primeras décadas del siglo XIX.
El otro tema de estudio que me interesa es lo relativo a la Inquisición y su influencia en la idea de Independencia. Tema casi nunca investigado.
Agradezco el material enviado que me sirve además para mi tesis en curso.
Un cordial saludo

Pablo A. Chami
UTDT, Argentina
pachami@pachami.com
http://www.pachami.com
Autor de Próceres de Latinoamérica
http://www.pachami.com/laspuertas/latinoamerica.html

 


 

Amigos, un cordial saludo.


He terminado de leer las muy bien estudiadas respuestas que Joaquín ha dado a críticos bastantes sagaces como son el caso de David Solodkow, Rita Giacolone, John Tutino y Pablo Chami. Innegablemente las críticas más severas e incluso mejor expuestas son las de Solodkow. Joaquín ha satisfecho, y con creces, a lo largo de sus 67 observaciones, el desafío de dar respuesta a un crítico muy perspicaz y bastante duro. Las siete observaciones a las inquietudes de Rita Giacalone y las cuatro a John Tutino responden satisfactoriamente los alcances de los mencionados intelectuales.
De mi parte solo un pequeñísimo comentario, que resulta realmente anecdótico pero que a pesar de ello sé que sabrán apreciarlo y comprenderlo. Cuando en las respuestas a Rita Giacolone se hace referencia a Pablo A. Chami se menciona su profesión de ingeniero, cuando lo justo sería  mencionarlo como historiador no solo porque se le menciona en una temática fundamentalmente historiográfica sino porque la incursión de Pablo en la Historia no es la de un simple diletante toda vez que ha incursionado en esta especialidad con investigaciones serias y porque además ha hecho una maestría en Historia en la Universidad Torcuato Di Tella de Buenos Aires, habiendo sustentado ya su interesantísima tesis "Nación, identidad e Independencia, en Mitre, Levene y Chiaramonte". Y, por otra parte, ya forma parte del equipo que tiene a su cargo "El orden instituyente ..."
Les hago llegar, en archivos adjuntos, material de lectura importante que he leído y releído en estos últimos días. De paso aprovecho a ustedes el envío que tienen la gentileza de remitirme de importantísimo materiales de lectura.
De mi autoría les envío un trabajo que he titulado "San Martín. En torno a sus orígenes". Sé que de esto ustedes saben muchísimo más y que lo han vivido no sólo como especialistas sino como consumidores de la historia-noticia tan propio de la época que nos ha tocado vivir. Mi aporte, o por lo menos lo que pretendo, es un acercamiento al mito del héroe fundador de una nacionalidad. De San Martín se puede decir perfectamente lo que María E. del Valle de Villalba dice de Bolívar: "es mito, signo y rito en la vida de los venezolanos [argentinos]". E innegablemente un tema netamente historiográfico se enfrenta a un tabú, con todas implicancias que ello acarrea. Desde esa óptica he enfocado el tema. Ustedes tienen la primicia del trabajo que pronto tendrá publicación electrónica y muy probablemente también versión en formato de papel, por lo menos en eso estoy. Espero vuestro comentario especializado pero generoso.


Jorge G. Paredes
Lima-Perú

 


 

Querido Eduardo:

Gracias por compartir conmigo el esfuerzo de esta monumental obra, fruto de toda una vida. Me alegro mucho que vaya adelante. La propuesta del prólogo resulta por demás atractiva, especialmente por su esfuerzo y valentía de producir una historia anti-canónica. Por lo que lei, a mi me parece bien, aunque sin duda se ampliará con las contribuciones por venir.
Del índice, debo decir que hay historias nacionales que conozco más que otras. Me permito sugerirte, para el caso mexicano, la inclusión de una referencia explícita sobre las 7 Leyes y la Independencia de Texas. Al leer esta parte, me parecia ver un gran hueco entre el plan de Casa Mata y la Guerra entre EEUU y México, teniendo en cuenta que entre el sesgo conservador de Santa Anna con las 7 Leyes, la "independencia" de Texas y la Guerra con EEUU hay todo un hilo conductor que marcará, y mucho, la historia mexicana.
En fin, una modesta sugerencia para aportar.
Te mando un gran abrazo.

Osvaldo Barreneche
UNLP, Argentina
Autor de  Delito, plebe urbana y administración de justicia en el Buenos Aires. Virreinal, 1784-1804 (Publicación del Departamento de ...

 


 

Estimado profesor:

En esta oportunidad le escribo solo para que sepa que recibi tanto el primer mail hace unas tres semanas, como el envio mas reciente. La razon para no responder a sus mails es que fui sometido a una intervencion quirurgica lla segunda en el brazo derecho.Quisiera poder hacerle algunos comentarios  a su proyecto pero me temo de que mi convalecencia me impedira hacerlo pronto. Tengo varios comentarios, o mas bien interogantes,que me gustaria hacerselos sobre la bae de una relectura de su texto. No se si conoce el numero doble 7.8 de la revista Anales. Alli podra encontrar una pista sobre la perspectiva con que trabajo en mi libro. Ademas en Calidoscopio latinoamericano Comp. Ansaldi  Ariel Historia podra darse una idea sobre mis procupaciones.
Espero estar en mejores condiciones pronto para seguir el dialogo. Antes de depedirme quiero desearle mucha suerte en su proyecto el queme parece muy bueno.
Lo saluda cordialmete


Vicente Oieni
U. de Göteborg: Instituto Iberoamericano, Alemania
Autor de   Ciudadanía y revolución en el Río de la Plata, 1806-1815


 

Estimado Eduardo,

 Le agradezco mucho por el envío del documento. Es un honor y un placer para mí poder leer el borrador. No se preocupe por la confidencialidad, le aseguro que no compartiré el manuscrito con nadie. Lamentablemente, no
puedo participar en este excelente proyecto por dos motivos centrales. El primer motivo es que yo no soy un historiador sino un crítico literario.
Si bien es cierto que mi especialidad es el período colonial y que mis investigaciones se relacionan con la búsqueda y la investigación histórica, sin embargo, mi mirada tiene más que ver con un trabajo interdisciplinario-lo que acá en USA se denomina "estudio cultural"-que involucra la historiografía, la antropología, la etnografía, el análisis
del discurso y la crítica cultural. Mi entrenamiento no es un entrenamiento en historia y mis títulos universitarios son todos en literatura, desde la licenciatura que obtuve en Rosario, hasta la maestría y el doctorado en Vanderbilt. El segundo motivo se relaciona con una simple cuestión material: el tiempo disponible. Actualmente estoy finalizando mi disertación titulada "Escritura etnográfica, racialización y eurocentrismo en América Latina. Hacia una crítica cultural de la modernidad" que defenderé en Agosto y por estos días todos mis esfuerzos
investigativos se hallan concentrados en ese ingente trabajo. En mi disertación trabajo con un amplio número de textos coloniales-desde el descubrimiento y conquista de América hasta la Ilustración-como crónicas,
cartas, documentos jurídicos y textos literarios, entre otros. Algunos de los autores que analizo en mi estudio son: Cristóbal Colón, Fray Bartolomé de Las Casas, Francisco de Vitoria, Bernardino de Sahagún, José
de Acosta, el Inca Garcilaso de la Vega, Guamán Poma de Ayala, Sor Juana Inés de la Cruz, Carlos de Sigüenza y Góngora, Francisco Javier Clavijero, entre otros.  Exploro en esos textos las formas de representación de las identidades coloniales y examino los conceptos utilizados en estos textos que sirvieron para catalogar a indígenas,
esclavos africanos, mestizos y criollos. Afirmo que estos modos etnográficos de representación y catalogación de la alteridad-a los cuales denomino "etnográficos"-crearon estructuras de poder y de conocimiento de tipo eurocéntrico que afectaron la vida de los habitantes de la Colonia en forma directa (la encomienda y la esclavitud, por dar un ejemplo claro). Estos modos de representación etnográfica crearon diferencias y jerarquías culturales y raciales (castas) y además contribuyeron a la invención de nuevas identidades sociales. Leídos en conjunto, estos textos crean una matriz etnográfica a través de la cual podemos comprender y criticar tanto el avance del colonialismo como de la Modernidad a lo largo de la historia cultural de América Latina. Mi objetivo central es contribuir al análisis de las representaciones discursivas-estéticas, antropológicas y políticas-de la alteridad e
identidad durante el período colonial.  En forma paralela a mi actual proyecto de investigación me encuentro trabajando, junto al profesor Juan Vitulli-también argentino-de Notre Dame Universtiy y con la colaboración
de prominentes especialistas en literatura colonial, en la publicación de un libro de ensayos titulado: Poéticas de lo criollo: inestabilidad semántica y heterogeneidad identitaria. La transformación del concepto 'criollo' en las letras hispanoamericanas (siglos XVI-XIX). El libro ya fue aprobado para su publicación por la casa editorial Beatriz Viterbo de Argentina. El libro intenta ser un aporte a los estudios sobre la formación de la identidad criolla en América Latina y sobre las relaciones estéticas, políticas, raciales e ideológicas de los criollos americanos con la metrópoli imperial española, desde el llamado Barroco de Indias hasta la así llamada Emancipación. Los dos motivos mencionados-no ser historiador y no tener tiempo-me impiden formar parte de su equipo. No obstante, mi colaboración-que desde ya les ofrezco-es ser un embajador de su obra dentro de la academia norteamericana, hacer conocer su trabajo y ponerlos en contacto con otros intelectuales que desde diferentes puntos de vista-sociológico, antropológico, literario, filosófico e histórico-se interesan profundamente por la historia cultural, política, económica y religiosa de América Latina. Espero que mi no participación directa en su proyecto no sea un impedimento para continuar con este fecundo diálogo.  Nuevamente le agradezco enormemente por haberme contactado, por el envío del material y por su generosidad en compartir conmigo su proyecto. Quedo a su disposición para lo que necesite.
Un cordial saludo,


Solodkow, David Mauricio
Vanderbilt University
Email: david.m.solodkow@Vanderbilt.Edu


 

Estimado Eduardo Saguier,


Me parece muy prometedor e importante su proyecto. Lo unico que  propondria despues de haber leido el indice y la introduccion es una  pequeña seccion sobre la independencia de los EEUU que tiene impacto  en todo el continente y las Antillas. Y, para no molestar a los  equatorianos y los bolivianos, algo sobre los primeros movimientos  autonomistas de 1809, en particular Quito y Chacras.
Suerte con la obra y por favor dejerme saber cuando sale.
Muy cordialmente,

Aline Helg
Professeure ordinaire
Département d'histoire générale
Université de Genève
Switzerland
 http://uncpress.unc.edu/books/T-6723.html
Autora de Liberty and Equality in Caribbean Colombia, 1770-1835. Chapel Hill: 
University of North Carolina Press, 2004; así como de Our Rightful Share. The Afro-Cuban Struggle for Equality, 1886-1912. Chapel Hill: University of North Carolina Press, 1995.

 


 

Estimado profesor Meabe,

Le agradezco profundamente por el envío de sus exhaustivas respuestas a mis magros y apresurados comentarios. Sinceramente pienso que si usted pudiera transferir al "prólogo" de la obra que hacen con Eduardo-cosa que
no le será difícil en absoluto-la ejemplar claridad pedagógica con que usted responde a mis comentarios, eso sería increíblemente positivo para sus futuros lectores y muy iluminador del proyecto en sí. Permítame la licencia de unos días para comentar-eso sí brevemente en comparación a sus respuestas-sus detalladas y muy informadas explicaciones a mis ligeras intervenciones críticas. Lamentablemente, en la academia norteamericana
estamos corriendo como locos con el tiempo contado para cada cosa dentro de la alienante "temporalidad capitalista". Aprovecho para comentarle que yo he nacido y me he criado en una ciudad norteña de la provincia de Santa Fe, muy cercana a Corrientes, cuyo nombre es Reconquista. Luego de obtener mi título de licenciado en letras por la Universidad Nacional de Rosario y de publicar una traducción del griego al castellano de las cartas de
Epicuro junto a un grupo de trabajo de la facultad, debido a los continuos avatares políticos y económicos del "desorden destituyente", tuve que continuar mis estudios en USA, país donde vivo desde hace cinco años.
Nuevamente le agradezco enormemente por su generoso tiempo y por sus eruditas respuestas y lo felicito por el maravilloso y necesario proyecto que ha urdido junto a Eduardo.
Un cordial saludo desde Nashville,

David  Solodkow
Vanderbilt University


Estimado Profesor Saguier,

me parece sumamente interesante la nueva investigación de vos y sus colegas. Me gusta especialmente que su enfoque teórico y su metodología es explícitamente comparativa. Además me parece muy importante de deconstruir el mito de los héroes de la independencia que se encuentra en la historia oficial. Me interesaría mucho leer la introducción de su nueva obra.
No se si realmente puedo contribuir mucho con respeto a comentarios mas específicos y refinados que realmente ayudarían a su investigación. Le mando a vos dos ensayos que he escrito junto con James Mahoney sobre los efectos "de largo plazo" del estado colonial Español en América Latina. Nuestra observación central es que diferentes "intensidades" institucionales del colonialismo Español en los varios territorios de América Latina tenia distintos efectos al desarrollo social y economico en los estados nacionales poscoloniales.
Un abrazo,

Matthias vom Hau
Departamento de Sociología. Brown University
Autor deUnfinished Imagined Communities: States, Social
Movements, and Nationalism in Latin America,” Theory and Society 29


 

Estimado Prof. Saguier,


     Gracias para la nota,  y la informacion sobre el proyecto propuesto. Parece enorme, muy importante, y bastante dificil.
     Estoy seguro que la incorporacion de Antonio Escobar en el trabajo sobre Mexico resultara muy positiva.
     Tengo algunas ideas breves.
     Primero, es esencial que principiamos criticar culturas nationales y historiografias demasiado enfocados en los heroes--y que examinamos las historias de las naciones como problemas, no como celebraciones.
     En esto tengo una cuestion: si nuestro desafio a la cultura de heroes mantiene un enfoque sobre heroes, aun solo en parte, entonces en enfoque tradicional todavia va a orientar nuestros analysis.
     En mi vision, la necesidad es principiar con las distintas formaciones  pre-nacionales (indigenas  y coloniales) para comprehender que el proyecto mas o menos comun de construir naciones tenia que operar en distintas contextos en las varias naciones imaginadas. Pero esto llega de mi enfoque sobre bases sociales, con la politica como resulto.
      Otra cuestion: porque incluir Haiti y no los Estados Unidos. Para los criollos de america latina, he pensado que la independencia de los estados unidos era un modelo optimo--conseguir independencia manteniendo la estructura social colonial, incluyendo la esclavitud. Haiti tenia el efecto opuesto: la independencia alli destruia todo que las elites coloniales percebia como esencial--economia de plantacion y exportacion, esclavitud, poder de los Europeos, etc. En mi vision, los que imaginaban naciones despues de 1808 operaban entre los dos modelos--con grandes incertidumbres y aun temores.
     Acerca de Mexico, creo que no puede principiar en Queretaro; ha que principiar en la ciudad de Mexico en 1808, con el propuesto de Iturigaray y el Ayuntamiento y la oposicion de Yermo y los mercaderes.
La historia que llegaba a Queretaro y a Dolores principiaba en la capital.
     Finalmente, como escribir sobre politica y heroes desde 1808 hasta 1821 parece bastate claro. Come analizar el periodo despues parece muy dificil.
     Espero que este proyecto ambicioso llega a un fin iluminante.
     Atentamente,


     John Tutino
    Georgetown U., USA
Autor de From Insurrection to Revolution in Mexico. Social Bases of Agrarian Violence, 1750-1940


 

Estimado Profesor Saguier:

Muchas gracias por su confianza al enviarme el prólogo, introducción e índice de su libro con el Profesor Meabe.
En anexo van algunos comentarios, hechos con espíritu constructivo. También le sugiero la lectura del libro "The Invention of Argentina" de Nicolas Shumway (Berkeley: University of California Press, 1991), que hace un buen análisis de las ideas de los que establecieron el orden instituyente en Argentina. A mí me aclaró muchas cosas.
Un saludo cordial,

Rita Giacalone  
U. Central de Venezuela
Autor de IMPACT OF NEO-POPULIST CIVILIAN-MILITARY COALITIONS ON REGIONAL INTEGRATION AND DEMOCRACY: THE CASE OF VENEZUELA, The Journal of Political and Military Sociology


 

Observaciones: Si entendí correctamente, según el Prólogo, el libro tiene 2 objetivos –1) reconstruir la formación y desarrollo del orden instituyente iberoamericano entre 1808 y 1880 y 2) establecer su función legitimante y su conexión con la historia oficial (Aquí debo suponer que se refieren a la historia oficial elaborada en ese período, porque en cada país latinoamericano han existido y existen más de una historia oficial a lo largo del tiempo transcurrido desde su independencia hasta hoy).  Su hipótesis de trabajo es que esa conexión se construyó a partir del mito del héroe. 
Si lo anterior es correcto, mis observaciones son:
1)      el Título del libro, y más aún el subtítulo, no parece reflejar adecuadamente los objetivos que se proponen.
2)      el Indice hace mención de una serie de acontecimientos que combinan elementos tradicionales (usados en historias oficiales) como “crisis del antiguo régimen”, “fusilamiento de Morelos”, Plan de Ayala”, etc., con otros acontecimientos que usualmente no se colocan en primer plano al estudiar este período histórico (Ej: las peripecias del proceso a los Carrera y la “Antígona” del Río de la Plata).
3)      Después de un primer capítulo conceptual, donde se señala que se van a establecer “novedades teóricas de la presente investigación”, éstas no pueden establecerse mediante la lectura del índice que parece, como ya señalé, un recuento de acontecimientos tradicionales con otros más oscuros o menos estudiados. 
4)      Me parece, por lo tanto, que en el índice del primer capítulo deberían quedar claros cuales son los nuevos conceptos que se van a incorporar en el libro (efecto atmósfera, etc.). En otras palabras, sería mejor que el índice de este capítulo contuviera conceptos y no los combinara con casos (el programa de Mitre, etc.).
5)      Para ser coherente, el índice de los otros capítulos tendría que organizarse según conceptos – indicando en cada caso con un guión y subtítulo el acontecimiento, proceso, documento, etc., cuyo estudio permitirá aplicar tal concepto.
6)      En la Undécima sección, la inclusión del caso cubano no guarda relación con el resto; primero, porque es un fenómeno político que difícilmente pueda colocarse en el mismo plano que los anteriores procesos de independencia, vinculados a la situación del orden neocolonial francés,  español y portugués a principios del siglo XIX; segundo, porque tampoco tuvo éxito en alcanzar la independencia de Cuba en ese momento y, por lo tanto, no creó ni un orden instituyente ni una historia oficial.
7)      En el capítulo de conclusiones, mi pregunta es -- ¿por qué incluir México, Guatemala, Haití, etc., si sólo se va a hablar finalmente del orden instituyente sudamericano?    Parecería más acertado discutir allí las conclusiones obtenidas de los estudios de casos, en tres planos: uno sobre el origen y formación del orden instituyente iberoamericano; otro sobre su función legitimante (historia oficial que se desarrolló entonces) y, por último, respecto a cual es el rol de los héroes dentro de esa función.
Espero que entiendan mis comentarios y les deseo buena suerte con su trabajo.
Atentamente,

Rita Giacalone  
U. Central de Venezuela


 

Mi estimado Eduardo:

Tu última comunicación ha despertado mi curiosidad por conocer las críticas que David Solodkow te ha hecho llegar sobre el proyecto de El Orden Instituyente y el Mito del Héroe. Has señalado que estas críticas están caracterizadas por su "crudeza" y "acidez", aunque reconoces que ellas son realmente positivas, constructivas. El propio David (II, como lo diferencias) ha señalado que está de acuerdo con el trabajo y la óptica que lo caracteriza la cual se aleja de la historia tradicional fragmentada que se quedaba encerrada en  las historias nacionales o estatales. Pretender un enfoque integrador, como el que intentas con Joaquín y otros colaboradores, es de por sí ya un gran mérito.  Señalas, en la respuesta a David, como partiendo del medio geohistórico argentino fuiste poco a poco extendiendo tu perspectiva hacia otros ámbitos del continente americano,  tratando de vencer los tradicionales límites de las fronteras nacionales y en ese camino tomaste conciencia de  la inexistencia de la excepcionalidad latinoamericana lo cual te lleva a superar ese mito impulsándote a buscar  modelos historiográficos que ayudaran a explicar  "ese archipiélago de eventos y acontecimientos históricos" laberínticos consecuencia de esa metanastasis producto de la guerra separatista y que en relativamente poco tiempo, y ya en una etapa de recomposición, produciría los estados independientes que en realidad fueron productos no solo de la lucha separatista en sí, como la historia tradicional pretendía e incluso pretende,  sino el resultado de factores tan complejísimos como las transformaciones que fue sufriendo el imperio  español desde las reformas borbónicas y que tomaron un curso sui géneris como consecuencia de la invasión y conquista napoleónica. La decisión del pueblo español de no aceptar a José I, de autogobernarse mediante juntas de Gobierno, de enfrentarse, con la ayuda de Inglaterra, a la gran potencia que en ese momento era Francia. Y, por supuesto,  el surgimiento de una etapa liberal, muy breve pero de gran trascendencia, que vivió España y que tuvo repercusiones a veces no adecuadamente valoradas en los acontecimientos que se produjeron en sus dominios americanos.
En una anterior comunicación te señalaba que, creo sin imaginarlo, has abierto  un conversatorio “en línea”  entre diversos especialistas centrados en un tema tan puntual como es el surgimiento y evolución  de las naciones latinoamericanas (1808-1880).
Para finalizar, por hoy, a ver si me puedes enviar las críticas de David Solodkow. De verdad, te lo voy a agradecer.
Eduardo: En archivo adjunto te envío dos artículo muy importante que he terminado de leer y que me parece no están en las citas que aparecen en el trabajo. Sería bueno, es de mi parecer, ir organizando el aparato bibliográfico y de esta manera poder tener un conocimiento exacto de las fuentes citadas y/o consultadas. Ello ayudaría a las personas que de una u otra manera hemos entrado en contacto con este proyecto. Salvo mejor parecer.


Jorge G. Paredes
Lima-Perú 


 

Prezado Prof. Dr.  Eduardo R. Saguier,

Desejo parabenizá-lo pela qualidade e extensão de sua pesquisa e pela importância  da obra  que nos apresenta. É um valioso estudo do período e revela  o seu empenho e da equipe de especialistas que o acompanha em oferecer uma análise profunda  sobre a formação dos Estados-Nacionais, a Ordem instituída e o Mito do Herói.
Gostaria de aproveitar a oportunidade para convidá-lo para uma conferência no I Congresso Internacional do Núcleo de Estudos das Américas, em setembro próximo. Enviarei a carta-convite.
Site www.nucleodeestudosdasamericas.com/congresso
Um abraço cordial


Maria Teresa Toribio Brittes Lemos
U. do Estado do Rio de Janeiro
Autora de Presença boliviana no Brasil: desestruturaçao e estruturaçao da nova corrente migratória


 

Estimado profesor Saguier

Espero que la "crudeza" y "acidez" de mis comentarios no hayan sido en ningún modo ofensivas o irrespetuosas de su trabajo. Si usted lo sintió de ese modo le pido mis disculpas, no era esa mi intención. Le repito que el trabajo histórico que usted propone no sólo es fascinante sino también muy necesario y esperado. En mis comentarios he tratado de ser los más directo posible y he tratado de comentar las cosas sobre las cuales tenía dudas o desacuerdos o sobre las cosas que no entendía. Me pareció que para hacer una colaboración sustancial y más útil a su trabajo era mejor escribirle sobre las disidencias o desacuerdos que sobre los "acuerdos" o"coincidencias" intelectuales que, créame, son muchas. Nuevamente lo f elicito por su gran trabajo y aguardo ansioso el momento de su lectura.
Si usted llegara a necesitar cualquier otra colaboración de mi parte por favor no dude en contactarme
Le envío un cordial saludo desde Nashville,

David Solodkow
Vanderbilt U.


 

Estimado profesor Eduardo Saguier,

Le agradezco enormemente por su gentileza al compartir conmigo el índice y la introducción de su nuevo libro en colaboración con  el Prof. Joaquin E.
Meabe. El índice es asombroso y promete ser un gran libro. Un gran texto que conecta la genealogía de los estados nacionales en América Latina y sus conflictos históricos. He leído con atención el prólogo y he realizado
sobre el mismo algunos comentarios que envío en formato de archivo adjunto. Espero que esos comentarios le sean a usted y al profesor Meabe de alguna utilidad. Nuevamente vayan mis felicitaciones por tan magna
tarea de investigación.
Un cordial saludo desde Nashville,

David Solodkow
Vanderbilt University


 

Estiamdo colega Eduardo R. Saguier

gracias por la buena noticia y lo felicito por su trabajo que es de primera categoria, como era de esperar
No tengo ningun comentario directo pero tal vez una nota un poco lejana al tema pero que podria ser de interes.
Durante mi visita a Mexico hace algunas semanas me sumergi en la historia de la llegada de Cortes etc. y lei en
algun lado que estos primeros "caudillos" habrian dado la pauta para lo que fue (y sigue siendo) el caudillismo
latinoamericano. No se si esta tesis es sostenible. Tampoco se si puede servirle para su obra que arranca mucho
mas tarde...
un abrazo


Rafael Capurro
U. de Stuttgart, Alemania
Autor de  Lleva la implantación mundial de la red a una ética global de la información? En: Concilium 2005,


 

Estimado Professor,


Chegaram bem os arquivos anexos. Li-os e gostei.
Meu comentário é, no entanto, o de um brasileiro; logo haveria, de  minha parte, maior referência ao processo interno de instituição da  ordem. Falta, a meu ver, a referência à dinâmica doméstica (a menos  que esteja incluída no item "Interiorização da metrópole"). Eu, porém,  faria referência à luta entre os grupos de "brasileiros" nas três 
províncias (Rio,São Paulo e Minas) e suas relações com as outras  províncias.
Para nós, é importantíssima a dinámica das Cortes portuguesas  (1820-1822), pois muitos de nossos futuros constituintes participaram  delas, e lá se dividiram em alianças com os projetos de independência  ou de Império luso-brasileiro. Também acho relevante a dinâmica da  convocação e posterior dissolução da Aseembléia Constituinte  (convocada em 1822, preparou um projeto de constituição, discutiu sua  primeira parte e foi dissolvida). Como sabe, a relação com a  Cisplatina foi uma das diferenças entre os brasileiros e D. Pedro I e 
de certo modo contribuiu para sua queda.
Como disse, são observações de um brasileiro, para quem os eventos  domésticos ganham dimensão mais próxima. Espero que esses comentário  ajudem, não lhe sejam impertinentes e que possamos continuar o diálogo.
Cordial abraço,

José Reinaldo Lima Lopes
USP, Brasil     
Autor de  Direito na História: Lições Introdutórias


 

Eduardo: Un cordial saludo.


Agradezco tus comunicaciones que en realidad se han convertido en un interesantísimo intercambio de ideas, on-line, entre especialistas de diversos países que al responder tus comunicaciones, así como también las de Joaquín, vierten sus ideas muchas veces manifestando sus discrepancias o reparos, lo cual  hace aún más interesante, productivo y sabroso este coloquio sui géneris. En cuanto a lo que me comentabas acerca de la deposición del virrey Joaquín de la Pezuela , en archivo adjunto te envío el capítulo “Crisis en las filas realistas: defección del Numancia y motín de Aznapuquio”  de mi trabajo titulado “San Martín, la expedición libertadora del sur y la independencia de los pueblos del Perú (1819 – 1821)”. Espero tu comentario. Si le copias este envío a Joaquín hazle saber que debido a asuntos personales no he podido responder comunicaciones recibidas últimamente por lo que uno de estos días doy respuesta a su e-mail.
En cuanto a lo que me copias de tu entrevista e intercambio de ideas con Pablo A. Chami, te diré que hace varios meses atrás entré en contacto con él cuando me pidió autorización para colocar en su página mi trabajo sobre la entrevista de Guayaquil. Yo conocía dicha página porque la había visitado buscando información sobre San Martín. Últimamente volví a entrar en contacto con Pablo justamente a raíz de su tesis de Maestría en Historia en la Universidad Torcuato Di Tella titulada  “Nación, identidad e Independencia, en Mitre, Levene y Chiaramonte”. En su página se encuentra el discurso que él pronunciara en la sustentación de la mencionada tesis.  Asimismo se encuentra su trabajo “El mito de los orígenes revisado. En Mitre, Levene y Chiaramonte” que él presentara un poco antes (21-9-2007) en las XI Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia en la Universidad de Tucumán. El tema es subyugante y con un enfoque bastante novedoso. Ello me impulsó a escribirle y sugerirle que pusiese en su página dicha tesis. En su respuesta, amable como es su característica, me hizo saber que es muy probable que se publique en  átomos en lugar de bits, como diría Nicholas Negroponte. Estaremos esperando para leer dicho trabajo.


Jorge G. Paredes
Lima-Perú


 

Estimado Prof. Eduardo Saguier

Em primeiro lugar, peço-lhe desculpas, mas responderei em português.
A proposta do trabalho parece bastante interessante. Vi apenas o índice e vou ler com atenção a introdução.
No entanto, em relação ao índice referente ao Brasil, acredito que há alguns equívocos em interpretação histórica. Assim, por exemplo, o item D 3- La coronación de Joao VI como rey de Brasil, Portugal y Algarves
(1815). D. João nunca foi coroado como rei. Os soberanos portugueses, desde a morte de D. Sebastião, no século XVI, não eram mais coroados, mas simplesmente aclamados. Além disso, em 1815, D. João continua com
príncipe regente - Ele somente sera aclamado Rei de Portugal, Brasil e Algarves, em 1818.
Há ainda outros pequenos problemas. Mas, farei uma leitura cuidadosa e enviarei algumas sugestões.
Além dos nomes que são citados em sua introdução, acredito que há um historiador que deve conhecer de nome - José Murilo de Carvalho. Seria a pessoa mais qualificada para colaborar nesse projeto. Outros nomes podem
ser indicados, se assim o desejar.
Um abraço,


Lúcia Bastos
U. Estadual do Rio de Janeiro, Brasil
Autor de  D. João príncipe e rei: imagens e. sensibilidades dos contemporâneos”.


 

¡¡Mi sincera enhorabuena por el proyecto!!


Era necesario un planteamiento global latinoamericano, por encima del fraccionamiento nacional y creo que la metodología y el índice de contenidos sugieren una obra que dan ganas de tener ya entre las manos para aprender y disfrutarla científicamente. De momento no capto ninguna objección, aunque si la observo se la comentaré. Además, la coyuntura, con vistas al año 2010, puede ser una oportunidad para un buen lanzamiento editorial. Quizás me permitirá aconsejarles una redacción con un estilo más fácil para un público más amplio, para, al menos, maestros y profesores no universitarios que no están tan inmersos en la jerga de los especialistas. Creo que a veces nos ensimismamos en nuestras cuitas y debates historiográficos de tal modo que sólo somos comprensibles para los más especializados. He tenido la reciente experiencia de haber hecho el esfuerzo de redactar un libro en un tono más divulgativo y creo que es más provechoso, porque se llega a más gente: el libro que la editorial Síntesis me acaba de publicar sobre "Las Cortes de Cádiz, el nacimiento de la nación liberal", quizás se excede al no poner ni una nota a pie de página. Se ha hecho pensando no en que los colegas del gremio se vean citados, sino en la facilidad del relato para el público culto no especializado. El único inconveniente está en que los colegas del gremio lo valoran menos, pero llega a más personas. Y creo que nuestro compromiso social es que nuestro trabajo y nuestros conocimientos sean útiles al mayor número posible de personas ¿no le parece? Por lo demás, os reitero mi felicitación por el plan y quedo ansioso por ver el resultado ¡¡Cordiales abrazos!!

Juan Sisinio Pérez Garzón
Departamento de Historia. UCLM.
13071. Ciudad Real.
Autor de  Dialécticas de transición: de las desigualdades del imperio colonial a la ciudadanía de la nación liberal. Españoles, castas y territorios en las Cortes de cádiz


 

Estimados Meabe y Saguier:

Pasé el fin de semana y parte de hoy, lunes, leyendo El Orden Instituyente... y otra bibliografía relacionada. Según mi modesta opinión, tanto el Prólogo como el Encuadre, son de una factura teórica impecable y exceden en parte mis conocimientos. De cualquier forma, coincido con los objetivos allí enunciados. Sin embargo, leyendo en particular el caso de los hermanos Carrera, me parece que se trata de una visión parcial, parecida a la que sustenta el Instituto Nacional General José Miguel Carrera de Chile, parecido a nuestro Instituto de Investigaciones Históricas Juan Manuel de Rosas. Además, la posición histórica y política que favorece a los Carrera es sumamente conocida y no presenta novedades. Se trataría de reemplazar un héroe por otro: O´Higgins por Carrera. Me parece que se debería tener una visión de conjunto acerca de la situación de las guerras de la Independencia, los peligros que podría acarrear una derrota para los que nosotros llamamos patriotas (incluyendo a los Carrera) y lo que los españoles llamaban insurgentes, a los que le correspondía la pena de muerte. Como los casos de Miranda en Venezuela o Hidalgo y Morelos en México, este último condenado por la Inquisición por hereje y luego fusilado.
Por otro lado, quien insistía en dar "su merecido" a los Carrera era O´Higgins, mientras que San Martín y Pueyrredón lo protegían al mantenerlo alejado de Chile y le ofrecieron varias veces misiones en el exterior que ayudaran a la Independencia. Su objetivo era atraer a los Carrera a su lado. Sin embargo siempre se negaron.
Otro tanto se puede decir de Artigas. Es conocida la carta de San Martín a Artigas en la que le dice que posponga su actitud mientras todavía no estaba definida la guerra de la Independencia. Una actitud parecida a la que había tenido con los Carrera.
Entiendo que esta es solamente una opinión que puede ser rebatida.
Mis cordiales saludos

Pablo A. Chami
pachami@pachami.com
http://www.pachami.com


 

Estimado Eduardo:

En primer lugar un cordial saludo.
En cuanto a El Orden Instituyente y el Mito del Héroe. Origen y función legitimante de los padres fundadores en el accidentado itinerario sociopolítico de los estados nacionales de Sudamérica (1817-1880) te tengo que decir que he quedado gratamente impresionado con el “borrador” que tan gentilmente me alcanzaste y cuya autoría compartes con Joaquín Meabe. Realmente es una obra de titanes tanto por el espacio geográfico que abarca la obra como por el periodo histórico que cubre, tan rico no sólo en acontecimientos sino también, y , esto es lo más importante, por las diversas interpretaciones  vinculadas a aquellos acontecimientos.
He visto, asimismo, con suma complacencia el apoyo que la obra ha recibido de diversos estudiosos para cubrir espacios  geográficos de los cuales son conocedores. Esto enriquece de sobremanera la obra que, como era de esperar, ha recibido la crítica positiva de diversos historiadores, algunos de los cuales, como venimos diciendo,  ya  se han comprometido en su coautoría.
El análisis del período que va a devenir en fundacional de los estados independientes hispanoamericanos (1808-1826) es sumamente original, con una visión que se aleja de relato tradicional de la gesta emancipador tratando de brindar una comprensión certera de hechos  y personajes que se nos presentan  sumamente complejos y que a la luz de esa complejidad tiene que ser apreciados. Como se cita en la obra, dicho periodo  transicional, metafóricamente, transita entre el parricidio y el fratricidio. Si la conquista, en muchos lugares de nuestro continente, fue una verdadera guerra civil, porque fue una guerra de indios contra indios, el proceso separatista fue también una guerra civil con connotaciones fratricidas porque la transición fidelismo-separatismo fue una situación de extrema complejidad y, a veces, no apreciada en su exacta dimensión de lo cual  resultan juicios de valor sobre ciertos personajes de esta etapa que son realmente antihistóricos. 
Referente a esta etapa en el área peruana es bueno precisar que cuando la expedición libertadora del sur llega a las costas del virreinato peruano quien se desempeñaba como virrey era don Joaquín de la Pezuela el cual hará frente a este grave acontecimiento con una parsimonia realmente desconcertante. Si es cierto que el ejército realista peruano  venía enfrentando a movimientos patriotas incluso más allá de sus fronteras, sin embargo el accionar del ejército al mando de San Martín  quien, como buen estratega,  había planificado adecuadamente la, llamémosle así, invasión, desconcierta a las autoridades políticas y militares del Perú. Ello explica, en parte,  el porqué Pezuela acepta entrar en negociaciones con las fuerzas patriotas. En el balneario de Miraflores se realizaran las llamadas Conferencias de Miraflores las cuales se realizarán mediante representantes. Para ambos bandos era un simple ganar tiempo. Pero no debemos olvidar que en 1820 en España se vivía una etapa de liberalismo y ello también  tiene que tenerse en cuenta para apreciar las actitudes y acciones de las autoridades realistas a veces mal apreciadas como pusilánimes. El reemplazo de Pezuela por La Serna fue consecuencia de un verdadero golpe de estado, el denominado Motín  de Aznapuquio, que es el movimiento que justamente lleva al poder a don José de La Serna, cuya actitud, tanto personal como del grupo militarista del cual él formaba parte, va a tener una actitud francamente de confrontación, lo cual no impidió, por supuesto, que en la hacienda Punchauca se reunieran, esta vez sí personalmente San Martín y el Virrey. Esta reunión es muy importante para apreciar hasta donde llegaba la propuesta monarquista de San Martín, así como también los límites que España estaba dispuesta a conceder. Asimismo, no se debe olvidar que la situación política española había cambiado radicalmente con el retorno de Fernando VII. Si, como señalábamos líneas arriba, Pezuela actuó con lentitud no solo de movimiento sino también de reacción, San Martín adoptaría una posición similar permitiendo que las fuerzas realistas al mando del propio La Serna abandonasen la capital y se trasladasen a la sierra, es decir ocupasen el highland peruano, lo cual brindaba a los realistas una situación sumamente privilegiada desde el pinto de vista estratégico. Es este estado de cosas  que va a obligar a San Martín ir al encuentro de Bolívar  en Guayaquil y que va a terminar siendo un verdadero desencuentro. Es cierto que la entrevista de Guayaquil no explica por si sola el alejamiento de San Martín del Perú, después de haber convocado a su Congreso ante el cual dimitió su cargo de Protector, pero innegablemente es una factor que debió pesar en la decisión de San Martín. En la práctica, su alejamiento del Perú terminaría por convertirse en su  alejamiento definitivo de América.
Seguimos en contacto.


Jorge G. Paredes
Lima-Perú 



Apenas puedo decirle que su monumental proyecto me parece interesante y que los autores que conozco están bien seleccionados. Pero, ya que no es la época ni el tipo de historia en que yo me ocupo, puesto que hago historia cultural del México colonial, me parece oportuno turnar su consulta a otros especialistas.
Me tomo la libertad de reenviar su mensaje a nuestros distinguidos colegas los doctores Luis Aboites, Marcello Carmagnani, Romana Falcón, Alicia Hernández, Andrés Lira, Guillermo Palacios, Anne Staples y Josefina Z. Vázquez. Ellos serían los colaboradores en quienes yo pensaría, pero podemos dejar que ellos aporten sus sugerencias.
Atentamente.


Pilar Gonzalbo  
Centro de Estudios Históricos de El Colegio de México


 

Estimado Eduardo:

Estuve leyendo vuestro trabajo: El orden instituyente... Prólogo e Introducción. Me pareció muy interesante el enfoque porque se coloca en un lugar diferente de la Historia Oficial y de la contrahistoria nacionalista, con una visión global del área latinoamericana. Este enfoque es parecido al que me llevó a desarrollar la página de Próceres Latinoamericanos, (salvando las distancias de la envergadura de mi pequeño trabajo con el que ustedes proponen) pensando juntar las páginas desarrolladas en cada país, de tal modo que el internauta tuviera una visión de conjunto de las independencias latinoamericanas.
Me parece, aunque puedo equivocarme, que el índice de temas no abarca todo lo que se propone el prólogo sino que trata algunos episodios de la historia, que la Historia Oficial considera marginales. Me parece que habría que confrontar esos episodios con la Historia Oficial para sacar conclusiones. Puede ser que sea esto precisamente las intenciones del libro.
Por otro lado me pregunto cuál podría ser mi colaboración en este trabajo.
Estoy de acuerdo y agradecido con el valioso comentario de Meabe. La idea de mi tesis es precisamente, rastrear en las fuentes escritas de la primera parte del siglo XIX las exteriorizaciones que puedan dar una noción de identidad política, sin tener una idea a priori de la existencia o coexistencia de las identidades políticas del conjunto como americanos, de la ciudad o la provincia o de un territorio mayor que la provincia y menor que una América unida, lo que dio lugar a la formación de los diferentes estados nación.
Coincido con la metodología sugerida por Meabe en el punto 1). Coincido con la apreciación acerca de la disputa Suárez- Rousseau y el valor de las enseñanzas escolásticas bien resumidas en el párrafo trascripto en 2), 3) en cuanto a este punto, mi idea es hacer un relato que tenga en cuenta la forma en que la idea nacional se expresó y se difundió y finalmente se impuso. 4) Mi intención no es refutar a Chiaramonte sino hacer una investigación en las fuentes directas (mi tesis de maestría trata de las fuentes historiográficas) y sacar conclusiones a posteriori.
Seguimos en contacto.
Un cordial saludo de

Pablo A. Chami
pachami@pachami.com
http://www.pachami.com


 

Eduardo,

Suena muy interesante la idea de una identidad americana fuerte hacia la época de los movimientos independentistas. François-Xavier Guerra ya había adelantado algo parecido en Modernidad e Independencias. Ensayos sobre las revoluciones hispánicas. Madrid: Editorial MAPFRE, 1992. De acuerdo con Guerra, con la independencia se produjo el dilema de qué hacer con la cuestión de una identidad americana. Y lo que se hizo fue
en la misma forma en que otras sociedades construían su identidad: con la visión de los "otros" y su diferenciación con "nosotros". Aquí se presentaban otros problemas pues los otros (los españoles), eran muy similares a quienes se entendían como nosotros en el sentido político, cultural y religioso. América entonces tuvo que construirse sus propias diferencias: geográficas (la distancia entre América y España), míticas (Nuevo Mundo versus Viejo Mundo), religiosas (la Europa impía de la Revolución Francesa, la América piadosa defensora de su religión) y, en
particular, el lugar de nacimiento. Claro, el mismo Guerra a renglón seguido admite que esta identidad "americana" era sin embargo muy tenue y gracias al último elemento (el lugar de nacimiento), "los pueblos",
que remitían a las comunidades políticas completas de tipo antiguo tal como existían en América (los reinos y las ciudades), se produjo una ruptura entre los americanos a partir de sus localismos. América fue abandonada como proyecto político y nacional, mientras que los estados de tipo pequeño, cuyos límites se determinaban en las antiguas franjas fijadas durante la colonia, se ensalzaban como posibles proyectos nacionales. Es ese espacio de tiempo entre una identidad americana fuerte y la cuestión local que se arraiga en donde creo se encuentra el
gran problema a resolver.
Un abrazo,

David Díaz-Arias
Indiana U.


 

Hola! Prof. Sagueir,

¿Cómo se encuentra? espero que todo bien. Le agradezco el envío de los diversos diálogos que se han sostendio en torno al proyecto que esta desarrollando, realmente son muy interesantes. Asimismo, también vi el comentario de Carlos Aguirre, quien me da la impresión que esta mucho más cercano a lo que usted esta considerando en torno al proyecto; posiblemente él le sea de mucha más ayuda desde el enfoque que desea. Como podrá haber visto en mis comentarios, mi perspectiva de historiador y antropológo me gana más, y quizá más, por eso, mi precocupación en procesos sociales que en la de héroes. Volví a leer mis notas sobre el libro que le comente publicado en España, y bueno, creo que la visión en torno a las diversas formas y maneras de gobernabilidad en el siglo XIX aun no nos llevan a considerar un Estado como tal ni aclararnos como se esta construyendo, como he comentado, en el caso de México deberíamos de pensarlo a mediados del siglo XX y respondiendo a una serie de situaciones scoiales y culturales. Casi termino una breve introducción que estoy realizando para un libro en torno a poblaciones indígenas, y quizá ahí usted pueda observar parte de mis argumentos de manera más coherente a lo que le escribí anteriormente.
Quizá, me permito sugerirle, la posibilidad de que realice una reunión con los colegas que ha convocado para los diversos países, creo que eso ´le permitiría a usted lograr avances en la conformación del proyecto, aun no sé si a partir de las líneas teóricas-metodológicas que ustedes proponen podría participar, como le comente al inicio de nuestras conversaciones por este medio.
Le mando un cordial saludo y abrazo, y seguimos en comunicación.

Antonio Escobar Ohmstede
CIESAS-México



 Estimado colega:

Gracias por el envio de ambos textos, que he leido con curiosidad.
Debo confesarle que, aunque comparto su intencion de criticar la historia oficial y sus versiones acartonadas, encuentro mas fertiles a otros referentes intelectuales, diversos de los que ustedes  reivindican. Mejor que Leo Strauss o Jellineck, pienso que para hacer una historia realmente critica nos son  mucho mas utiles  Marx, Braudel, Marc Bloch, Immanuel Wallerstein, Walter Benjamin o Carlo Ginzburg, entre muchos otros.
Naturalmente, coincido con su critica al marxismo vulgar y simplificado, de la mayoria de los supuestos marxistas, pero no estoy de acuerdo en poner a Marx dentro de una amplia lista de 'referentes' ilustres e importantes, solo como uno mas dela serie.
Creo que Marx abre el espacio mismo del horizonte de toda historia critica hasta ahora posible, y con ello representa una ruptura de larga duracion en los estudios historicos.... y encuentro mucho mas util su obra, para hacer esa historia critica hoy, que todos los autores a los que ustedes de refieren....
Infiero que usted esta en Argentina. Quiza alla pueda conseguir la edicion argentina de un pequeño  libro mio que se llama Antimanual del mal Historiador, editado en Rosario, Argentina, por  la Editorial Prohistoria (tambien ellos coeditaron otro libro mio Pensamiento Historico e Historiografia del siglo XX). Esos libros le daran mas idea del modo de hacer historia critica que yo intento reivindicar.
Le envío un saludo cordial,

Carlos Antonio Aguirre Rojas
U. of Oregon, USA
Autor de  La historia social del Perú republicano (1821-1930)

 


 

Eduardo R. Saguier

Existió un vinculo entre las republicas que pelearon contra España en la guerra del Pacifico y la republica de Cuba. Peru se opuso a que Estados Unidos le vendiera 30 guardacosta a España pues técnicamente Peru estaba en Guerra con España pese a que no habia en la practica guerra. Por lo menos eso dicen los libros de historia pero yo no se si digamos "técnicamente" o diplomáticamente hubo guerra No se si existió un estado formal de Guerra. De todas formas se retrazo el envío o venta de los barcos. Luego Peru le compro dos monitores o barcos blindados a Estados Unidos estos iban hacia Perú, no había canal de Panamá,  se quedaron sin combustible frente a la parte  norte oriental de Cuba. Llegaron a una bahia cubana que se llama Naranjo para buscar madera para el combustible. Unos insurrectos cubanos que estaban en ese lugar los ayudaron. Esto creo una gran expectativa en los insurrectos. Peru ayudo a los cubanos. El hijo del presidente Prado peleo con los insurrectos cubanos. En 1879 cuando comenzo la guerra del Pacifico el general insurrecto cubano Antonio Maceo le entrego una cantidad de fusiles y como medio millon de proyectiles. Estos estaban en Jamaica y se iban a enviar a Cuba. Para los guerrilleros cubanos era una cantidad colosal. La idea era que los utilizara Leoncio Prado  en la lucha contra Chile y luego los devolviera a Cuba pero este peruano, Leoncio Prado murio en la guerra del Pacifico. Estos son anecdotas.
Sobre la republica le dire que la guerra estallo el 10 de octubre de 1868. Entre ese dia y el 10 de abril de 1869 hay 5 gobiernos independientes unos de otros. Algunos duraron unos dias otros todo ese tiempo. Habian dos tendencias Una era un gobierno centralizado  alrededor de un caudillo La otra un gobierno mas colectivo que formaba un comite que era elegido en votacion. Claro en todos los casos los que gobernaban eran blancos, hombres,  hacendados o gente vinculados  a ellos. El 10 de abril de  1869 se crea la Republica de Cuba. Todos se ponen de acuerdo y forman la Republica con un presidente y una camara de representante. La camara podia destituir al presidente. De esa forma se evitaba que sucediera como en America Latina que los heroes acabaron en dictadores en muchos casos. Esto gobierno con altas y bajas y con motines de regiones y caudillos dura hasta febrero de 1878 que un grupo de sus miembros lo autodisuelven y llegan a un pacto con España Este fue repudiado por una parte de los insurrectos que protestan y deciden continuar la lucha y forman un nuevo gobierno en marzo mucho mas simple pero que colapsa en mayo. Termina la guerra con la aceptacion de la paz por los guerrilleros cubanos. Luego se forma un Comite Revolucionario que organiza desde el exilio la nueva guerra qe se inicia en agosto de 1879 y termina a mediados de 1880. No se puede organziar propiamente un gobierno. AUNQUE en la practica ese comite llanado Comite  Revolucionario Cubana era una especie de gobierno o autoridad maxima de los revolucioanrios. Luego Marti organiza en 1892 el Partido Revolucionario Cubana que organiza la guerra y se crea al estallar la guerra de 1895 un gobienro con un presidente y los ministros o secretarios, aunque sin camara. Este gobierno al producirse la intervencion de los Estados Unidos subordina al ejercito libertdor cubano a las tropas de ese pais. Luego de concluida la guerra y ocupada la isla por los Estados Unidos los intentos de crear una representacion cubana fracasan por diversos motivos. En mayo de 1902 se crea la Republica de Cuba controlado por los Estados Unidos por medio de la enmienda Plat que permitia la intervencion de ese pais en Cuba si consideraba que habia problemas internos etc.
De una forma muy esquematica le cuento esto. Es una simplificacion muy esquematica de una historia en extremo compleja pues mientrs se desarrollaba la guerra de 1868 a 1878 en el oriente y el centro de la isla en el occidente habian mas de 300 000 esclavos, decenas de miles de inmigrantes españoles y Cuba era el mayor productor de azucar del mundo. En la Republica existian contradicciones entre las regiones entre los caudillos entre los lideres pobres que surgian y los terratenientes  que iniciaron la guerra. Contradicciones en la emigracion entre negros y blancos. Existio tambien entre los revolucionarios  un movimiento anexionista para unir a Cuba a Estados Unidos Otro reformista para llegar a un acuerdo con ESPAÑA. Una region se declaro indpendiente de cubanos y españoles y formo un "canton independiente"  Se trato de crear un senado ademas de la camara e incluso hay referencia a una republica socilista o federal por un frances que fue importante en esta guerra. Todo esto con cuarto de millon de militares españoles en la isla y miles de auxiliares. Es decir españoles y cubanos que residan en Cuba y formaron milicias volutanrias para luchar contra los independentistas. Ademas con serios problemas internacionales pues llegaron decenas de expediciones revolucioanrias  que se encuentran con situaciones complejas con Inglaterra y los Estados Unidos.
Realmente esto es un laboratorio social gigantesco en todos los sentidos. Le repito que es una descripcion elemental y esquematica.          
Un saludo


Jose Abreu Cardet
 Holguín-Cuba
Autor de Al dorso del combate. Criterios sobre la Guerra del 68 (Santiago de Cuba: Ed. Caserón, Comité Provincial de la UNEAC); y Las Fronteras de la Guerra. Mujeres, soldados y regionalismos en el 68 (Santiago de Cuba: Ed. Oriente

 


 

Eduardo R. Saguier

Estimado colega
Recibo los textos que me manda y los leo con interes. Yo preparo mi texto para la obra comun. Como usted señala lo hago en unas 30 pagina. Yo siempre utilizo arial 12 a un espacio y medio.
La reflexion la inicio con la condicion de Cuba de ser la ultima en emprende la guerra de independencia. Luego caracterizo este proceso independentista que se inicia en la region mas pobre, el oriente. Caracterizo el estado que intenta establecer. Las caracteristicas de esa republica establecida en los bosques, en los campamentos guerrilleros. El fracaso de la republica con la derrota de 1878. El intento de 1879 y por fin la creacion de lo que podriamos llamar la "Segunda Republica" en 1895. Es muy interesante la creacion en la "Primera Republica" llamesmole asi la formacion de una camara que podia destituir al presidente En todo eso se movian fuerzas regionales pero tambien los desastres de América donde los heroes se hicieron dictadores Era el miedo de los cubanos independentistas. Para la guerra de 1895 se crea un partido para organizar  la guerra. Llega el fracaso con la intervencion de los Estados Unidos Muy solicitada desde 1868 pero se apoderan del pais y lo hacen una zona de influencia.
Estas son algunas de las ideas que tenemos 
Un saludo


Jose Abreu  
 Holguín-Cuba


 

Eduardo R. Saguier


Recibi su criterio sobre mi proyecto. MI estudio se centra como usted afirma en el periodo de 1868 a 1898 con la constitucion de dos republicas cubanas o una republica en dos momentos diferentes depende como se ve el asunto Es decir de 1868 a 1878 y la segundad e 1895 a 1898. Como sabes en Cuba llego al independetismo muy tardiamente. Es ese proceso el que quiero estudiar pero viendolo no solo digamos desde la accion exterior de la republica sino de las fuerzas que se movieron dentro de ella. Por lo que centro mi interes en el periodo de 1868 a 1878 donde hay mayores contradicciones. Me interesan muchos el asunto de la formacion de los mitos heroicos asunto muy presente en la construccion del estado actual donde tales asuntos son muy importantes. Para una parte importante de la poblacion funcionaron con mucha fuerzas hasta la crisis de los años 90 del siglo XX. Mi idea en esencia es concentrar mi interes en la formacion de esa republica en los años 68 al 78 Seria esta un capitulo. El segundo seria la formacion de los mitos nacionales y su presencia hasta finales del siglo XX. De inicio esta son mis ideas las puedo cambiar 
Le sugiero que determine usted una fecha de entrega de los trabajos y un maximo de cuartillas. De otra froma corremos el peligro en que esto se extienda indefindiamente pes cada historiador o estudioso de las ciencias sociales tiene diversos proyectos ademas de los asuntos de la vida cotidiana. Por eso incluso le sugiero que el numero de cuartilla debe ser un termino razonable No Muchas cuartillas como maximo para facilitar la publicacion.  Tambien ir gestionando la posibildiad de publicarlo sea en internet o en papel. 
Un saludo 


Jose Abreu     
 Holguín-Cuba


 

Estimado Prof. Saguier

Esperoque cuando reciba la presente se encuentre bien, como son mis mejores deseos. He leído el proyecto con mucha atención y obviamente me es sumamente interesante, no solamente por el esfuerzo de entender los procesos de conformación de los Estados-nación en América Latina, sino rescatando las individualidades de cada uno frente a lo que se ha considerado algo homogéneo; sin emgargo, habría que considerar, como le comenté en un correo anterior, los procesos de conformación de dichos Estados desde formas y maneras de gobernabilidad diferente y donde los discursos de todas las elites parecían asemejarse (colonización, homogeneización de la población, etnocidio y genocidio, reparto de tierras comunales, definición y constrrucción de fronteras internas y externas, sometimiento de los grupos de poder regionales, homogenidad jurídica, etc.), antes de llegar a conformarse en ese tipo de entidades (p.e. en el caso mexicano podríamos considerar que el Estado-nación parece definirse hasta la década de los cincuenta del siglo XX).

La construcción en el imaginario de entidades estatales por parte de las elites, léase  Estados-nación, nos ha llevado a explicar la contrapoisición y hasta a veces lucha dialéctica de contrarios, entre el Estado y las sociedades, así como buscar los antecedentes de la idea de las implicaciones del Estado. Sin duda, las explicaciones filosóficas permiten entender el funcionamiento del estadoi pasando por sus diversas etapas, sin embargo, este no se entendería sin las políticas que desarrollo para convertirse en tal en el siglo XVIII, considreando lo acontecido en España, Francia, Inglaterra y sus colonias. estos hechos junto con la filosofía francesa marcara en gran medida el pensamiento en torno al papel del gobierno y del estado. tampoco podemos dejar de lado las ideas que pululaban en el aire en torno a las formas de acceder a los sistemas "democráticos" y liberales. Pienso que no se pueden dejar de lado los apsetcos "materiales" de los procesos, ya que eso implicaban concreciones que se habían planteado en términos de ideas.

Para el caso de México, como le comenté, no podemos partir de momentos históricos que la historigrafía "tradicional" marcó en la década de los sesenta y setenta del siglo XX; sin duda, el análisi de las Reformas Borbónicas ys us implicaciones en un largo "siglo XIX" (1750-1856) nos llevaría a pensar en los cambios y continuidades de las estructuras mentales de los actores, marcados, los cambios y continuidades, por los aspectos materiales que impactan directamente en las sociedades (p.e. el guano en Perú, el cobre en Bolivia, productos de exportación en Argentina y Chile, etc.). Para la segunda mitad del siglo XIX, México, puede verse en otro proceso de larga duración de 1857 a 1910 (revolcuión) en donde los actores se ajustan a los cambios generacionales. este aspecto no evita considerar que cada proceso lleva momentos, que no solamente están plasmados a través de la legislación, sino también de los intereses por el "bien común". Asimismo, debemos de tener claro que las unidades políticas-administrativas emanadas de las guerras de independencias y de su posterior separación política de España, no solamente tomo en cuenta ciertas unidades existentes (los virreinatos) sino que inclusive las fuerzas centrífugas y centrípedas fueron conformando lo que se pensaban iba a a hacer las naciones. No sé si podemos considerar en primer lugar la nación y después el estado, esto casi sería dialogar si fue priero el huevo o la gallina; sin embargo, el considerar es binomio como casi único, quizá nos lleve a darle una vuelta de 360°, en el sentido de repensar lo que hasta ahora hemos percibido.

Me pemrito sugerir, que el concepto de "Orden Instituyente" llevaría a una posible confusión, esto se utilizó en México entérminos del conservadurismo y centralismo.
Me permito sugerir los dos siguientes libros: Manuel Chust y Víctor Mínguez (eds), La construcción del héroe en españa y México (1789-1847), España, Universitat de Valencia, 2003; así como el de Jennifer Pitts, A TURN TO EMPIRE: THE RISE OF IMPERIAL LIBERALISM IN BRITAIN AND FRANCE.  A causa del interés en el liberalismo ibérico, y en lo indígena mundial, y en la influencia de Tocqueville sobre discusiones tanto de la "sociabilidad" como del imperialismo francés, el interés de Pitts llega más allá de sus temas obvios. Lamentablemente no tengo la editorial en mis copias, pero prometo conseguirlo de manera pronto.
Le mando un cordial saludo,


Dr. Antonio Escobar Ohmstede
CIESAS, D.F. (México)
Juárez 87, Tlalpan, México, D.F.
c.p. 14000


 

Estimado Eduardo,

Lo siento por la tardanza en contestarle pero me estoy mudando de Universidad pasando de Colombia a Mexico...Bueno le diria que su proyecto me parece muy coherente y estimulante. Yo estoy editando un libro sobre Napoleon y el Atlantico que esta casi concluido con 16 capitulos y tantos de participantes de toda América Latina, libro que se publicara en Francia por lo cual comparto sus inquietudes como editor.
En cuanto a la novena seccion creo que tendria que estar en contacto directamente con el colega y amigo mio Arturo Taracena quien a mi modo de ver es el mejor especialista del periodo en América Central siendo yo mas que todo un "colonialista". Si tiene interes le puedo hacer un mensaje para que esten en comunicacion. Ahora bien cada titulo de su seccion podria tener un buen especialista que podria renovar un poco un historiografia siempre menos dinamica en la region que en cualquier otra : pero bueno por ejemplo sobre el fracaso de Iturbide Mario Vazquez Olivera esta haciendo un trabajo inovador, Jordana Dym tiene una lectura original del periodo federal que subraya el papel del fenomeno urbano.
Si puedo ayudarlo en algo mas por favor no dude en escribirme.
Un abrazo.


Christophe Belaubre
U. de Santander, Colombia
Autor de La construcción de los espacios de poder regionales: el papel del clero en ...


 

Profesor Eduardo R. Saguier

 

Estimado colega: Le agradezco mucho su invitación a participar en ese proyecto que lo creo muy necesario. He realizado varios estudios sobre las guerras de independencia cubana destacando en ellos el papel de los caudillos, el regionalismo, las familias y los mitos heroicos. En este sentido he publicado dos libros que se llaman “Introducción a las armas: La guerra de 1868.” Editorial Ciencias Sociales La Habana 2005  Y “Las Fronteras de la Guerra: Mujeres, soldados y regionalismo en el 68” editorial Oriente 2007. En el 2008 debe publicarse  por la editorial de Ciencias Sociales un libro que tiene como titulo provisional: “Isabel y el general: ensayos sobre las guerras de independencia”. En todos estos textos yo tengo varios epígrafes dedicados a la formación de los mitos nacionales cubanos en esas guerras. Incluso una caracterización de las guerras irregulares en las Antillas en el siglo XIX. Por lo que me interesaría insertarme en ese proyecto con un trabajo que podíamos titular : La Republica de Cuba en Armas (1868-1878): El difícil camino de la democracia desde la ilegalidad. 1- El papel de los  caudillos, las familias  y el regionalismo en la conformación de la República de Cuba en Armas y las guerras de independencia de Cuba. 2. La formación de los mitos nacionales en Cuba en las guerras de independencia y su repercusión en la Republica. 3- Una caracterización de las guerras irregulares  en las Antillas en el siglo XIX. Me refiero al regionalismo pues en Cuba fue muy importante este concepto de pertenencia a una región determinada en el proceso independentista. Si mi propuesta es aceptada me interesaría conocer el número de páginas que debo hacer y cuando se entregan. Conocí a Lilon, un historiador dominicano que público un libro sobre las fábricas de armas del dictador  Trujillo,  en un evento en España en 1998. Si se comunica con el le da mi saludos y mi correo electrónico.
 
  Un saludo y le agradezco su interés

 


José Abreu Cardet --Holguín-Cuba


 

Querido Eduardo, gracias por el envio.

Bueno, la obra planeada es evidentemente enorme, y muy a tono con los festejos y proyectos de bicentenario de las independencias que se viene en estos años. Me parecen de antemano excelntes los proyectos donde especialistas de tantos paises latinoamericanos se pongan a trabajar juntos. La verdad que no me atrevo a darte ningun comentario sobre semejante proyecto a partir de solo el indice. Si tienes el prologo estaré contento de poder transmitirte mi opinion. A vuelo de pajaro me sorprende un poco el tema del heroe en el titulo, siendo que las secciones parecen abordar integralmente los procesos nacionales, pero eso por suepuesto puede estar justificado en los desarrollos, y basta con que este claro en las ideas iniciales con las que se embarcan en el proyecto. Igualmente me sorprende un poco el lugar casi exclusivo del tema de Carrera en la seccion del RDLP. Yo soy el primero en coincidir con vos en que el tema de los carrera fue muy importante y que es de los que peor y menos ha sido incorporado a la historiografia, pero si el objetivo es contar el proceso general (no se si ese es el objetivo, hablo del caso en que lo sea), bueno, lo de Carrera es una de 10 o mas lineas importantes. Eso nada mas, prefiero leer el prologo, te mando un gran abrazo aqui desdde Paris y siempre deseandoles lo mejor a ti y a Joaquin.


Alejandro Rabinovich
U. Paris VII, Francia


 

Estimado Profesor Saguier:
   Leo con interés su índice y el comentario de Alicia Poderti.  Suena muy interesante.  Mi única observación es que no es claro, inmediatamente, si ustedes planean un estudio de la creación de héroes, o una obra mas general que va más allá de la práctica de leer la historia a través de los héroes.  Leyendo un poco más, si parece claro que su intento es el segundo, y que el problema del héroe es parte, nada más, del estudio.  Por eso, tal vez un título diferente sería más claro.


Sam Brunk
University of Texas, El Paso
Autor de   Heroes and Hero Cults in Modern Latin America


 

Querido Eduardo,


 No me olvido de tu pedido de revisar el libro de Miño y Josefina Vazquez. Lo hago lo antes posible para comentarte.
Tambine vi que recibite un cmentario de mi buen amigo Antonio Escobar.
Te querìa preguntar si le has enviado al colega de Cuba Jose Abreu. Me parece que èl porìa aportar mucho
y ademas por ahi se anima a colaborar y todo con la obra.
Por otro lado, està bueno el entusiasmo de Domingo Lilòn. Tuve oportunidad de conocerlo en Pecs allà por
el 2002, en un Congreso internacional de poesìa. No creo que se acuerde de mi, ya que solo era la acompañante
de mi marido. Pero por ahi si recuerda a èl, Manuel Cuautle, que participó en el congreso.
Un gran abrazo y me alegro que todo vaya viento en popa

Sara Ortelli
 U. N. Centro Pcia. de Buenos Aires


 

Estimado Prof. Saguier,

Agradezco profundamente el que haya compartido conmigo el índice, y a la vez itinerario de camino, de esta obra que pinta a convertirse en un texto sumamente importante en el panorama historiográfico latinoamericano. He leído con mucho interés y pasión el conjunto de títulos planteados así como sus divisiones. Creo que dentro de lo que puedo recomendar, es una readecuación del apartado sobre Guatemala (Novena sección).  Primero, me parece importante transformar ese apartado de un título que involucra solamente a Guatemala a uno que
enfatice un análisis centroamericano. (Aunque también es cierto que la mayoría de personas que vivieron el periodo 1790-1840 en esta porción de tierra, seguramente identificaban su espacio territorial más con el
nombre de Reino de Guatemala que con el de Centroamérica. José Cecilio Del Valle-el gran pensador liberal de ese periodo-dice en sus memorias que para él siempre fue difícil decir Centroamérica en lugar de Guatemala).
Tomando como base ese cambio, me parece que al enfatizar la relación entre el mito del héroe y la metanastasis  que viene del periodo colonial-independencia, la división de este apartado podría hacerénfasis en la manera en que el caudillismo y la guerra civil propician un acusado desarrollo de la imagen del héroe y padre fundador frente a
la idea de centralización del poder o bien su desfocalización. Antes sin embargo, yo creería fundamental una explicación del profundo temor de la oligarquía colonial centroamericana que habiendo depositado su
confianza en un imperio mexicano fuerte para poder salir de la"anarquía" política suscitada por la independencia, ve morir ese proyecto. Este es desde mi perspectiva el problema que hereda la Federación Centroamericana y que la conduce a una guerra civil continuada. Es ese mismo problema, creo yo, el que posibilita la aparición de dos tipos diferentes de caudillos y empresas políticas: un caudillo que representaba las aspiraciones de los grupos populares que querían ser incluidos dentro del nuevo orden de proyectos pero siguiendo el esquema de representaciones de la época colonial (así como opuestos a la explotación tributaria) y otro tipo de caudillo que se
exponía como un cambio en los tiempos y que aglutinaba sobre sí a ciertas clases bajas que vivían de las movilizaciones producidas por la guerra, y a sectores medios y a algunos miembros de la elite que estaban impregnados con el discurso de la ilustración o inspirados por las luchas en México y Suramérica. Los mejores ejemplos de esos caudillos, hoy héroes y fundadores, son Francisco Morazán y Rafael Carrera, pero a partir de estas imágenes se pueden hacer referencias a los otros caudillos centroamericanos que comparten armas con esos dos personajes. Esto llevaría a una discusión sobre la forma en que el liberalismo se enfrenta a la visión de la continuidad, una discusión que la historiografía centroamericana del siglo XIX dividió en"liberales" versus "conservadores". Comparto la idea de dedicarle un apartado a la muerte de Morazán e Costa Rica en 1842 y creería que el periodo más o menos cierra con la entronización del enemigo de Morazán (Carrera) en Guatemala y la renovación de las leyes de indias, una decisión que sigue impactando a las comunidades indígenas guatemaltecas
aún hoy.


David Díaz-Arias
 Indiana U.


 

Estimado profesor Saguier:

Muchas gracias por hacerme llegar su monumental obra on line sobre la transición del virreinato del Río de la Plata a la república  argentina. Enviaré el vínculo a los colegas que creo pudieran estar  interesados en ella.
He revisado el apartado destinado a México en el índice del proyecto  continental que tiene en mente. Y bueno, veo que ahí presenta una  cronología de eventos convencional, lo cual no está mal, por supuesto. 
Sin embargo, yo esperaría que una obra de la envergadura que planea  presentara índices parciales más analíticamente informados los cuales,  al mismo tiempo, se enlazaran con una estructura más general; común a 
todos los espacios americanos. Sé que es algo difícil de llevar a  cabo, y seguramente ni Braudel se hubiera atrevido a tanto, pero creo  que vale la pena intentarlo.
Voy a revisar su obra y trataré de contribuir con algunos comentarios.
Reciba cordiales saludos,

Claudia Guarisco Canseco
El Colegio Mexiquense, Zinacantepec, México
Autora de Los indios del valle de México y la construcción de. una nueva sociabilidad política 1770–1835 (Mexico, D.F. 2003),

 


 

Estimado Profesor Saguier,

Acabo de ver lo que me enviaste y me parecio muy pero muy completo. La verdad es que en algun momento me gustaria poder leer por lo menos los capitulos iniciales de la obra--y la seccion o secciones en las que aparece Artigas.
Lo que vi del indice me parece muy bien y muy sugerente. Insisto, dan ganas de leer el texto completo.
Bueno, ahora estoy por Buenos Aires hasta el 1 o 2 de septiembre, de modo que tal vez haya oportunidad de conocernos personalmente. Si tenes algun rato libre, estaria bueno juntarnos para tomar un cafe.
Un abrazo,


Gustavo Verdesio
Michigan U., USA
Autor de "La invención del Uruguay",


 

Estimado Prof. Eduardo R Saguier,

Le agradezco mucho el correo. Prometo que el próximo miércoles le haré llegar mis comentarios respecto a lo que me pregunta. Sin duda, están comenzando una labor titánica y nada sencilla, pero muchas felicidades por emprenderla.
Le adelanto que para el caso de la Nueva España-México, que los cohortes históricos que ustedes proponiendo están marcando hechos históricos y no tanto procesos. En la actualidad se ha puesto en el tamiz de la discusión
el análisis a partir de grandes temporalidades que permiten explicar los cambios y continuidades. Asimismo, aun cuando seguimos hablando del proceso de construcción de Estado-nación en México, lo que estamos observando son formas de gobernabilidad que no se ven reflejadas en un Estado, donde lo que implica la soberanía es una bandera que levantan constantemente las diversas entidades (Estados de la confederación y luego federación
mexicana)que conforman México. El proceso de "cntralización", es decir, la manera en que el gobierno puede lograr que su accionar llegue hasta los más reconditos lugares, es a partir de lograr una homogeneidad jurídica y
fiscal, junto con un discurso en torno a la homogeneidad de la población, la división y repartición de tierras comunales, las alianzas entre lasélites locales, regionales y nacionales. Al menos, para el caso mexicano,
el Estado se puede observar hasta mediados del siglo XX, junto con un discurso emanado de la Revolución de 1910 en torno a las implicaciones de una "mexicaneidad" sustentada en lo mestizo como la primera característica
de una nación y el intento de fortalecimiento de los gobiernos postrevolucionarios.
Le envío un cordial saludo, y seguimos en comunicación el miércoles.

Antonio Escobar Ohmstede
CIESAS, D.F. (México)
Juárez 87, Tlalpan, México, D.F.
c.p. 14000


 

Estimado Eduardo,

Creo que después del intercambio de varios mensajes es tiempo de tutearnos, una forma muy espontánea de mi tierra, la República Dominicana.
He leído el material que me has enviado y paso a confirmarte(les) mi entera disposición para colaborar
con ustedes. Para mí sería un honor el compartir escrito con ustedes, sea de forma individual o colegiada (con la colaboración de algún(os) caribenista(s) más). Ahora mismo formo parte de un gran proyecto de investigación del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Varsovia bajo el título "América Latina del siglo XXI. Nuevas semblanzas, nuevas estructuras, nuevas identidades; perfiles locales, interamericanos, transatlánticos y
globales", proyecto a desarrollarse entre 2008-2010. Ellos me han pedido que trabaje el tema de La
Espanola, es decir, Haití y la República Dominicana. Y aunque se trate de un tema actual, con miras al siglo
XXI, para acercarme a él tengo que remontarme al siglo XIX y antes, es decir, el tema a tratar por ustedes.
Sólo pediría más información en cuanto al desarrollo de la investigación, principalmente en lo concerniente
a la entrega de ensayos. Ésto, porque ahora estoy enfrascado con la redacción de un libro sobre América
Latina durante la guerra fría y en la actualidad (en castellano y en húngaro). Pero, como te escribí con
anterioridad, estoy a tu disposición y con mucho gusto colaboraría.
Me imagino que dadas las condiciones sui generis de Cuba y Puerto Rico ustedes se quieran limitar a La
Espanola. En todo caso, si desean integrar estudios de estos dos países puedo hacer gestiones con colegas que
tratan estos dos países.
Sin más y deseándote una buena jornada atentamente me despido.

Domingo Lilón
Universidad de Pécs
Hungría




Estimado Prof. Saguier

Primeramente permítame decirle que no hay molestia alguna. Al contrario, es un honor para mí, puesto que siempre me asombra usted por la forma y la elección de los temas que trata, la profesionalidad y profundidad de sus investigaciones. Y esta nueva empresa no es una excepción. Ya estoy deseoso de poder leerla.
En cuanto a mi humilde observación sólo quisiera referirme (muy someramente máxime que sólo se trata
del Índice) a la  Tercera Sección "Haití y el primer curso de la metanastasis colonial" como historiador de
origen dominicano que soy.
Como usted bien sabrá, el tema de las relaciones domínico-haitianas es quizá el más delicado de la historiografía dominicana. Ya desde antes de la formación de la República Dominicana (1844) se hizo de uso cotidiano el discurso antihaitiano por una parte de la élite dominicana, el cual fue profundizado durante la dictadura de Trujillo (1930-1961), siendo el antihaitianismo un importantísimo elemento de la llamada "dominicanidad"
Sin embargo, muchos historiadores (entre ellos quien le escribe) cuestionamos varios postulados históricos,
por ejemplo, "C-3. "Invasión" de La Española por las tropas haitianas (1822)". Para mí no hubo tal invasión: La Española, en ese entonces, se componía del Saint Domingue y del Santo Domingo español, había pasado a ser territorio francés a partir de 1795 mediante el tratado de Basilea, y Haití, tras haber derrotado a Francia y haber proclamado su república, en 1822 Haití lo que hizo fue "incorporar de facto" lo que "de jure" le correspondía. Claro, a la élite dominicana antihaitianista el término "invasión" (que aún hoy día algunos utilizan con una fuerte
connotación nacionalista) les era/es de mayor provecho.
Es muy importante observar que en el "Manifiesto de los pueblos de la parte Este de la isla antes Española
o de Santo Domingo, sobre las causas de su separación de la República haitiana" del 16 de enero de 1844 los
futuros dominicanos no utilizaran el término"independencia" de Haití (tal cual sí utilizaron en la"Declaratoria de independencia del pueblo dominicano" de 1821 o en el "Acta de independencia de 1863" ambos documentos emitidos contra España), sino "separación".
Yo tengo varias publicaciones al respecto, la última a publicarse próximamente en México en una obra colectiva titulada "Las experiencias republicanas y monárquicas en México, España y América Latina" bajo la dirección de los doctores Marco Antonio Landavazo y Agustín Sánchez Andrés y que con mucho gusto pondría a su entera disposición.
Deseándole(s) muyhos éxitos en esta nueva e interesante empresa y a la espera de poder disfrutar de su lectura atentamente me despido.

Dr. Domingo Lilón
Profesor titular
Universidad de Pécs
Hungría


Febrero 2008

Apreciado Dr. Saguier,

Lo saludo cordialmente y no puedo estar disgustada por su generosidad intelectual, mas bien me disculpo por no haberle escrito antés y le deseo mucho éxito para este año.
Con respecto al índice que me envió, yo le haría modificaciones, dando relevancia al comportamiento de las élites regionales pues existe un enorme debate que a pesar que el tiempo ha pasado, aún está vigente y se relaciona a si la independencia fue por logro nacional o concedida, lo cual pone en jaque el concepto de nación en el Perú.
Con respecto al mito del héroe, es un tema que he abordado muchas veces y las histórias nacionales están plagadas de ellos, lo que no comprendo mucho es por qué en los títulos del índice se consideran estos héroes como si se tratase de perpetrar el mito mas no de comprenderlo, pues según unos estudiosos no se trata ya de desmitificar sino solo de comprender, fue parte de una temática expuesta y debatida por Zanna y Olson.
Me atrevería a cambiar los títulos como sugerencia para el caso peruano que por haber sido el centro del orden colonial en América del Sur, se convirtió en el último bastión de los realistas.
Me comprometo a enviarle mi sugerencia para el fin de semana pues es un tema en el cual he trabajado y tengo un interesante material.
Muy agradecida y le envio un fuerte abrazo peruano,

Yeni Castro Peña.
PUCP-Perú


 

Estimado Dr. Eduardo Saguier:

En primer lugar quiero aclararle que no soy profesor. Soy un estudioso de la historia que acaba de finalizar una maestría en la Universidad Torcuato Di Tella y en este momento comienzo mi doctorado en la misma Universidad.
La obra que ustedes están comenzando me parece de una gran envergadura. Algunos de los temas del índice los conozco y otros no. En este momento estoy investigando el surgimiento de la Identidad Nacional Argentina en la primera mitad del siglo XIX.
Me parece que el vuestro es un trabajo muy extenso para poder opinar acerca del índice. Lo que podría hacer es discutir algunos puntos en particular. Por ejemplo calificar a la Conquista del Desierto como "genocida", (termino de moda) habría que definir que se entiende por genocida y luego aplicar el calificativo si corresponde. (es un punto a discutir) entre otros.
Quedo a su disposición para cualquier intercambio de ideas acerca de temas en particular.
Un cordial abrazo

Pablo A. Chami
pachami@pachami.com
http://www.pachami.com


 

Estimado profesor Saguier:

Muy interesante y completo su propuesta de índice. El libro seguramente será muyútil cuando sea publicado. Tal vez, sólo una sugerencia. Puesto que el héroe es un elemento central en su obra, le sugiero añadir un apartado para discutir a Garibaldi en América.
Reciba un cordial saludo,

José Antonio Aguilar
U. Chicago, USA
Autor de  En pos de la quimera (Reflexiones sobre el experimento constitucional atlántico).
 


 

Ilustre profesor y querido amigo Eduardo R. Saguier:

Muchas gracias por enviarme el índice de su nuevo libro y pedirme un breve comentario.
No soy historiador, sino cientista político y filósofo. No puedo, en rigor, comentar con algo de sentido común científico su  magna obra. Lo que sigue son comentarios dispersos.
(1)   La obra da la impresión de ser exhaustiva,
enorme, incluyente (como se dice hoy) y magníficamente
documentada.
(2)   Se nota inmediatamente que Vd. pretende dar una visión crítica, pero empíricamente fundamentada acerca
del origen histórico del Estado-nación en América Latina, desde México al Río de La Plata.
(3)   Lo que no me queda clara es la vinculación obligatoria que Vd. parece establecer entre "el Orden
Instituyente" y "el Mito del Héroe". Eso parece encajar en la historia del Río de La Plata, Chile y México, pero creo que en los casos de Guatemala, Alto Perú y Colombia falta un héroe fundador definitorio.
(4)   Me parece muy pertinente la vinculación: "La acción disolvente del nuevo orden revolucionario francés y la crisis del antiguo régimen. Bayona y el derrumbre del Imperio Absolutista hispánico". Eso fue claramente el caso del Alto Perú.
(5)   No soy nacionalista ni nada similar, siendo, además, ciudadano argentino, boliviano y español de nacimiento. Pero en su índice se percibe la falta de un capítulo sobre el Alto Perú. Mis compatriotas bolivianos -- con razón o sin ella -- afirman que en el Alto Perú ocurrieron los primeros gritos libertarios de todo el continente (25 de mayo de 1809 en Chuquisaca y 16 de julio de 1809 en La Paz), que habrían inspirado poderosamente a todos los demás.
Aquí se postula una especie de acción absolutamente original que habría servido de inspiración INDISPENSABLE a todas las otras acciones independentistas, las que, ingratamente, no habrían reconocido ese hecho fundador.
Un abrazo de

H. C. F. Mansilla
 La Paz-Bolivia


 

Estimado Prof. Saguier


Estuve leyendo con detenimiento el índice del ambicioso proyecto que me envió. Creo que significará un aporte invalorable para nuestras ciencias sociales, provocando una deseable polémica dentro de los círculos intelectuales y políticos.
El problema que encuentro para hacer algún comentario, es que el índice "en crudo" me resulta un tanto escueto, y no quisiera vertir opiniones sobre contenidos que quizá estén ya presentes en su proyecto, aunque tal vez no aparezcan explicitados aquí.
A modo de ejemplo, le comento que me llamó la atención el título de la obra en relación con el índice, ya que me parece que éste parece internarse mucho más en el desarrollo del orden instituyente y del "accidentado itinerario sociopolítico de los estados nacionales en Sudamérica", que en el estudio del mito del héroe y el "origen y la función legitimante de los padres fundadores". No me queda claro, entonces, si dentro de cada una de las unidades se hará un análisis del desarrollo del imaginario social y del proceso de construcción mítica, o si esto se llevará adelante en una sección específica (p.ej. la Séptima). 
Esto se debe, como apunté antes, a que al ser muy escueto, el índice no me permite opinar con más detalle. Creo que, para poder opinar con mayor justicia, y no arriesgarme a hablar en vano, sería de interés incorporar un breve comentario sobre el programa y los contenidos a desarrollar dentro de cada unidad, además de los títulos. También me gustaría tener alguna precisión sobre las características del apéndice documental.
Seguimos en contacto.
Un abrazo,


Alberto Lettieri
 UBA, Argentina
 Autor de Vicente Fidel López, la construcción histórico-política de un liberalismo conservador


Apreciados colegas:


gracias por la confianza depositada en mi persona que creo no merecer, pues,
posiblemente,en Venezuela haya otros  historiadores mejor formados en el tema que yo, como por ejemplo, la colega Inés Quintero,del Instituto de Estudios Hispanoamericanos de la Universidad Central de Venezuela, o el muy meritorio docotr Germán Carrera Damas, profesor emérito de la Escuela de Historia de la Universidad Central de Venezuela, o el doctor Tomás Straka, del Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Católica Andrés Bello, con los cuales
sugiero consultar.
Respecto del trabajo que os  habéis planteado como nuevo proyecto de investigación, lo valoro en medida significativa desde el punto de vista historiográfico por dos razones: primero, al hipervalorar nuestros primeros historiadores el papel desempeñado por los próceres fundadores de las actuales naciones latinoamericanas, en desmedro del papel desempeñado por las élites y las masas populares en el proceso de construcción de las naciones, introdujeron un factor
de distorsión y de ideologización en cuanto a la interpretación y explicación del proceso mismo y de
los acontecimientos conformante del mismo; segundo, porque pese a los progresos que la investigación histórica e historiográfica ha tenido en nuestros países en las últimas décadas del siglo pasado y en lo que va del presente, curiosamente a nivel de enseñanza elemental y secundaria en los textos de historia todavía predomina la visión patrio-nacional-romántica de los procesos de independencia, en lugar de una visión crítica que valore equilibradamente el papel jugado por individuos y grupos sociales, interese políticos e ideológicos con factores y circunstancias
de orden socio-económico, mental y cultural (que es como debiera explicarse las cosas, pienso yo). Por consiguiente, estimo conveniente volver a reflexionar sobre estos puntos y espero que ello se refleje en el trabajo final que resulte de vuestra investigación; sobre todo, que se proyecte hacia los manuales de enseñanza de la historia de nuestros países en los primeros niveles del sistema educativo formal de nuestros países.
Por otra parte, a juzgar por el esquema temático planteado,entiendo que pretendéis examinar el proceso de independencia de nuestros países y su proyección en la construcción del orden republicano,incluyendo,la incorporación de una cierta consciencia histórica en las poblaciones que habitaban los territorios de los nuevos Estado-Nación que se pretendían construir. Ello,pareciera desviarse un tanto del objetivo inicial del trabajo, cual es mostrar cómo y por qué nuestros
primeros intelectuales orgánicos constuyeron una historiografía que exaltaba y ensalzaba los hechos de la independencia y las hazañas de nuestros próceres, contribuyendo con ello a configurar una "falsa" conciencia histórica. Me parece que esto se podría resolver tratando de relacionar el papel jugado por los sectores sociales en dicho proceso con el cumplido por los líderes del movimiento, de tal suerte de mostrar como una historiografía y un discurso histórico que "invisibilizó" a las masas y a las élites, para mostrar solo la actividad cumplida por unos determinados individuos, se constityó en una suerte de mitología que ocultó durante mucho tiempo lo que realmente ocurrió. Por tanto, insuficiente para explicar por qué a comienzos del siglo XX,NUESTROS PAÍSES MOSTRABAN AÚN DIVERSOS GRADOS DE ATRASO SOCIO-POLÍTICO Y TECNOLÓGICO RESPECTO DE EUROPA Y LOS ESTADOS UNIDOS DEL MISMO TIEMPO HISTÓRICO.
Espero que estas breves consideraciones les sean de utilidad para laorientación y realización de la
investigación propuesta.
Atentamente:


profesor Gilberto Quintero Lugo,
Universidad de Los Andes (Venezuela).
Autor de 1854-2004: 150 años de la abolición de la esclavitud en Venezuela. ¿Presente y pasado de una misma realidad? ...


 

Estimados amigos.
En principio me parece una iniciativa bien interesante.
En este momento estoy fuera de Caracas. Regreso el domingo.
Será entonces cuando pueda dedicarle un tiempo a revisar el índice y a comentarles mi parecer.
Gracias por su confianza,
Saludos


Inés Quintero
U. Central de Venezuela
Autora de  María Antonia Bolívar: convicciones monárquicas de una criolla principal


 

Prezado Prof. Saguier,

obrigado por sua mensagem.
Estou de férias no momento e só voltarei às atividades normais em  inícios de fevereiro.
Estou atualmente envolvido em dois projetos sobre o pensamento  jurídico brasileiro no século XIX. Um deles é um "projeto temático"  liderado por colegas do Departamento de História da Universidade de  São Paulo. Ali haverá muitos com interesses próximos aos seus.
Dentro  de tal projeto publica-se uma revista eletronica (on-line), chamada "almanack brasiliense". O projeto está hospedado no sitido "www.usp.br/ieb" (isto é, Instituto de Estudos Brasileiros da 
Universidade de São Paulo.
De toda sorte, agradeço sua comunicação e assim que voltar às  atividades entraremos em contacto.

José Reinaldo de Lima Lopes
USP, Brasil


 

Estimado Prof. Eduardo Saguier,

Su propuesta me parece muy interesante. Sin embargo - ya que me invita a dar mi opinión- el título del proyecto promete un estudio sobre la construcción de los héroes fundadores de los estados-nación no solo en Argentina sino en Iberoamérica. Un proyecto tan apasionante como ambicioso (en el buen sentido). Ahora bien, el índice temático se concentra únicamente en San Martín y los Carrera. Quizás las secciones que me presentó sean partes del gran proyecto que tiene pensado realizar, en función del título. En este último caso, esta observación quedaría sin objeto.
La segunda observación o impresión tiene que ver con lo siguiente. Me parece que no queda del todo claro el vínculo entre la temática del fratricidio y la de la construcción de los héroes. Seguramente usted tiene una respuesta. En ese caso, quizás no estaría de más -a mi parecer- hacer visible en el esquema esa relación.
Por último, por lo que veo, tal vez sería interesante distinguir analíticamente las visiones que intelectuales, políticos y otros sectores de la sociedad, etc fueron construyendo en torno a ciertas figuras como "heroicas", de los acontecimientos en que éstas fueron protagonistas (solo percibo esto en la parte introductoria que apunta a Mitre). Eso le evitaría quedar tan atado a la organización fáctica. Pero, insisto, es una distinción analítica (la cual traería, eso sí, consecuencias en la organización de los capítulos y la forma narrativa), porque es claro que la imagen del "héroe" comienza a funcionar dialécticamente en función de la praxis concreta, tan inevitable como fascinante, de los protagonistas (es más, ya al hablar de "protagonistas" individuales se cae en la trampa del mito decimonónico a lo Carlyle).
En fin, la hermenéutica del héroe en su relación con las identidaes nacionales es una auspiciosa aventura. Particularmente he trabajado en ese sentido sobre el caso de Monteagudo -el asesino de sus Carrera-, en especial sobre sus dos momentos en Lima. Estoy adaptando el trabajo para incluirlo en un libro colectivo. Cuando esté listo, si le interesa, le haré llegar la publicación.
Me despido con un dato -probablemente lo conozca- que aporta al problema de San Martín y el panteón liberal. Recuerdo haber leído que Sarmiento nunca le perdonó a San Martín haberle regalado su sable a Rosas.
  Mis cordiales saludos,


Pablo Ortemberg
 EHESS, París, Francia
 Autor de  «Las primeras fiestas cívicas en el Perú independiente: emblemática y ceremonial bajo el Protectorado


 

Estimado Eduardo
Acabo de leer el esquema de tu libro y promete ser  un libro extraordinario. No se si te seria util leer un libro que editeel anho pasado. El titulo es Tradicion, ritual y nacion: Los funerales republicanos en America del Sur. Hay algunas cosas sobre la construccion del heroe en el imaginario republicano, que podrian serles de utilidad.
saludos y mucha suerte


Carmen McEvoy
 Universidad de South-Sewanee, Tennessee, USA
Autora de El motín de las palabras: la caída de Bernardo de Monteagudo y la forja de la cultura política limeña (1821-1822),


 

Eduardo: En primer lugar, un afectuoso saludo.

En poco tiempo nos sorprende con una nueva obra, esta vez escrita con la colaboración de Joaquín E. Meabe y de la cual quedamos informados gracias a que nos adjuntas su respectivo índice. El estudio de la formación  de las naciones hispanoamericanas como consecuencia del proceso separatista ha tenido en estos últimos decenios enfoques muy novedosos los cuales  han dejado atrás la versión romántica o histórica patriótica y nacionalista. Desde el título mismo de vuestra obra, muy sugerente y provocador, nos permite vislumbrar un trabajo  sumamente valioso. Esperamos que pronto esté concluido y podamos adentrarnos en su lectura.
Como tienes la delicadeza de solicitar algunos comentarios e incluso sugerencias, me referiré a la sección quinta en la cual vas a tratar sobre las corrientes libertadoras del sur y del norte al mando de San Martín  y Bolívar, respectivamente. Por los títulos de los parágrafos 35 y 36 supongo que analizarás las ideas políticas de San Martín en lo que ser refiere a su monarquismo, que es un tema sumamente interesante y que en el proceso fundacional del Perú no sólo tiene que ver con San Martín durante el Protectorado sino también con personaje peruanos de gran figuración en aquella época y que dieron motivo a toda una confrontación de ideas entre pro y antimonarquistas. Un libro clave para esta temática es “La Iniciación de la República” de Jorge Basadre, tomo primero, libro primero, capítulo I, La monarquía en el Perú. El fondo editorial de la U.N.M. de San Marcos hizo (2002) una impecable edición de esta obra. Incluso ese capítulo tiene versión electrónica realizada por el propio Sistema de Bibliotecas de San Marcos. Por si no lo tuvieras, que no lo creo, no resisto la tentación  de  adjuntártelo.
Como el tema de la entrevista de Guayaquil así como también  el Protectorado los he tratado en  trabajos que están publicados electrónicamente te los adjunto por si pudieran ser de utilidad. Aunque modestos trabajos, tal vez de algo te sirvan. Asimismo, en estos últimos días he leído un interesantísimo artículo de Guillermo Quintero titulado “La historiografía de la independencia hispanoamericana en las últimas  décadas del siglo XX (1980-2003): Temas y perspectiva”. Te adjunto también este trabajo porque lo considero muy importante.
Atentamente


Jorge G. Paredes
Lima-Perú 


 

Caríssimos Eduardo e Joaquim

O índice me parece perfeito. Não creio que exista alguma coisa tão abrangente já feita sobre o tema. Infelizmente não posso me alongar muito pois respondo de Paris, onde estou em viagem de pesquisa. Estou com uma conexão de Internet um pouco precária. Retorno ao Brasil no final deste mês e gostaria de manter contato, pois estou escrevendo sobre este tema.
Um abra;o


Wilma Peres Costa
 UNICAMP, Brasil
 Autora de Imaginarios de la Guerra de la Triple Alianza


 

Prezado professor Saguier,

Fico extremamente satisfeito em saber que você e o professor Meabe dão continuidade à sólida tradição, entre historiadores de seu país, de realização de estudos comparativos no âmbito da América Latina. Esses estudos sempre foram muitíssimo estimulantes no Brasil e, tenho certeza, também em outros países de nosso continente.
Me senti estimulado pela alta qualidade do trabalho feito por vocês a dar o que em Português chamamos de palpite (palpites são sugestões não solicitadas, às vezes meio inoportunas) sobre as partes relativas ao Brasil. Os palpites estão entre três colchetes no meio do índice.
Lhes desejo um ótimo ano novo.


Carlos Lima
UFPR-Parana-Brazil
Autor d Populaçăo, escravidăo e família em Guarapuava no século XIX

 


 

Página 2  -  Ir a: Índice, 1, 2, 3, 4

  ^ Top
© CopyLeft 2008/2018 - www.er-saguier.org - Nation State Crisis
Reproduction allowed citing this website with a link to the original article or to this website.

Web design by Papyros Digitales